Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Pastel de patata y bacon

Pastel de patata y bacon
Receta de Maggi
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

12

votos
Fácil 4-6
personas
10 min.
de preparación
20 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

¿Cansado de menús sosos y aburridos? ¿Buscas ideas para innovar en la cocina? Aunque tu jornada diaria no te deje mucho tiempo libre para invertir en los fogones, no hay excusas para comer bien. Este pastel de patata y bacon es una receta sencilla, apta para cocineros de todos los niveles, con una combinación de sabores que nunca falla.

Inspirándonos en la gastronomía tradicional europea, hoy te proponemos una versión más moderna de los pasteles de patata clásicos, con un pastel de patata, bacon y queso al horno, delicioso por su crujiente gratinado, su interior jugoso y un toque cremoso, gracias al queso suizo Emmental.

Además, ¿sabes que solo necesitas media hora para prepararlo? En este pastel de patata con bacon utilizamos puré de patata en copos en vez de patatas cocidas, lo que consigue acortar y simplificar el proceso de forma significativa, manteniendo todos sus beneficios nutricionales.

Si eres principiante en la cocina o el horno aún supone un desafío para ti, más abajo te contamos algunos consejos y trucos útiles para que tu pastel de patata y bacon te quede siempre en su punto. ¡Una receta express, para que, por muy poco tiempo del que dispongas, nunca tengas que renunciar al placer de la buena mesa!

Este pastel de patata, bacon y queso es una receta ideal cuando no te apetece complicarte a la hora de la cena o como plato principal para la comida, acompañado de una ensalada, una sopa o una crema de verduras. Añade una pieza de fruta para el postre y tendrás un menú nutritivo y equilibrado, ¡en un tiempo récord!

Al utilizar puré de patata como ingrediente principal, este pastel de patata y bacon al horno resulta muy fácil de comer para los niños. El puré de patata en copos es muy sencillo de preparar. Solo necesitas añadir leche y agua a los copos y remover bien la mezcla para que no queden grumos. Recuerda que, después de añadir los copos a la leche y el agua caliente, debemos retirar el recipiente del fuego para mezclar. De no hacerlo, es fácil que la mezcla se pegue en el fondo, lo que estropearía su sabor.

En cuanto al bacon, este derivado cárnico del cerdo tiene un alto valor calórico. Unos 100 gramos de bacon aportan aproximadamente 14,6 gramos de proteínas y 70 gramos de grasa. Su diferencia principal con la panceta es que el bacon está ahumado, mientras que la panceta es cruda. Para no incrementar las calorías en exceso, prescinde del aceite para freírlo, ya que con la propia grasa del bacon es suficiente para cocinarlo en la sartén.

La mayoría de los pasteles de patata se preparan en capas, alternando el puré de patata y el relleno y gratinando después en el horno. En el caso de este pastel de patata y bacon, el proceso es todavía más sencillo. En este caso, no necesitamos crear capas diferenciadas, ya que mezclaremos directamente el bacon con el puré de patatas para que se distribuya de forma homogénea.

Después, añadiremos el cebollino, una hierba aromática rica en vitaminas, fibras, minerales y antioxidantes. Su sabor es muy similar al de la cebolla blanca y se usa habitualmente como condimento. Y como toque final, en este pastel de patata, bacon y queso nos hemos decantado por el queso Emmental, un queso de leche de vaca elaborado en el valle del río Emme, en los Alpes suizos.

Si te ha gustado esta receta de pastel de patata y bacon al horno, ¿por qué no te animas a probar también el pastel de patatas de verduras o el pastel de patata y atún? Esta receta es fabulosa para dejar volar tu creatividad y darle a tus platos tu toque personal, utilizando tus ingredientes favoritos. ¡Déjate inspirar por nuestras propuestas y descubre al chef que llevas dentro!