Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Parmentier

Parmentiers

¿No dispones de mucho tiempo para invertir en la cocina, pero no quieres renunciar al placer del buen comer? El parmentier es un ejemplo perfecto para demostrarte que existen muchas recetas fáciles y rápidas de preparar, nutritivas y muy sabrosas, con las que disfrutar de la gastronomía cada día, ¡sea como sea tu jornada!

El parmentier es una receta tradicional de la cocina francesa, que debe su nombre al nutricionista, agrónomo y farmacéutico francés Antoine-Agustín Parmentier. Pero, ¿cómo nació este delicioso pastel elaborado a base de patata? Este tubérculo originario del sur de Perú ya había llegado a Europa en el siglo XVI, pero no era un alimento muy apreciado y solía utilizarse para el consumo animal. Parmentier, sin embargo, se percató de sus enormes posibilidades. Además de resultar fácil de cultivar, la patata destacaba por su alto valor nutricional, una cualidad muy valiosa en época de hambrunas.

En 1785, Parmentier comenzó a cultivar patatas en Francia y emprendió una enorme campaña para promocionar sus virtudes, convenciendo incluso al rey Luis XVI, que comenzó a pasearse con una flor de patata en la solapa. Como resultado, la patata fue ganando popularidad y en el siglo XVIII su consumo se generalizó en toda Europa. El parmentier, también conocido como pastel de pastor, es una de las formas más sencillas de prepararla. La receta clásica francesa, bautizada como ‘hachis parmentier’, incluye también carne de buey desmenuzada, y se gratina al horno.

Su versatilidad y rapidez representan, sin duda, dos de los grandes atractivos de este delicioso pastel. El parmentier se elabora básicamente superponiendo capas de crema de patatas con otros ingredientes, por lo que admite infinidad de posibilidades culinarias. El ‘pâte chinois’ de Quebec, el ‘shepherd's pie’ o el ‘cottage pie’ británicos, con patata y verduras, por ejemplo, con algunas de sus variantes más conocidas.

Como verás a continuación, el parmentier ofrece la oportunidad de combinar la patata, con todos sus beneficios nutricionales, con multitud de alimentos, desde carne o pescado a verduras o huevos. Este pastel gratinado constituye una receta excelente para sacar partido a las sobras que tengas a mano en la nevera o dejar volar tu creatividad, jugando con tus ingredientes favoritos.

Por ejemplo, ¿qué te parece un parmentier con solomillo o salmón? Y para los vegetarianos, ¿qué tal un parmentier con setas, calabacín o pimientos confitados? Si todavía no conoces este gran clásico de la gastronomía francesa, ¡anímate a descubrirlo con estas propuestas!

10 RECETAS