Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Graten de patata

Gratenes de patatas

Si buscas ideas con las que sorprender a tu familia a la hora de sentarse a la mesa, el gratén de patata es una receta con la que triunfarás seguro. Estos deliciosos gratinados nos demuestran que no necesitamos ser cocineros expertos ni pasarnos medio día trabajando en los fogones para conseguir platos exquisitos, nutritivos y muy saludables ¡perfectos para disfrutar en la temporada invernal!

Actualmente, el gratén de patatas es una receta muy popular en todo el mundo y es que, ¿quién puede resistirse a unas sabrosas patatas gratinadas recién salidas del horno? Si te gusta la cocina tradicional, la gastronomía francesa es una referencia obligada dentro de la historia del gratén de patatas. Los cocineros franceses son verdaderos maestros en la elaboración de estos platos, capaces de convertir esta sencilla receta elaborada con un ingrediente tan humilde como la patata en una pequeña obra de arte culinaria.

El ‘gratin dauphinois’ o gratén delfinés es una de las recetas de gratén de patata más conocidas, que toma su nombre de la antigua provincia francesa del Delfin, de la que es originario. Este gratén de patatas al horno se prepara con patata francesa, nata y leche, con un toque de nuez moscada y pimienta negra. Otra variante muy famosa es el ‘gratin savoyard’, típico de la vecina región de Saboya, elaborado con caldo de ternera y queso.

El secreto para preparar un gratén de patatas perfecto reside en el gratinado, que aporta a este plato un acabado dorado y crujiente, mientras que el interior destaca por su textura suave y cremosa. Si el horno todavía te resulta un desafío en la cocina, ¡estas recetas de gratén de patata representan una oportunidad ideal para sacarle partido!

El sabor de las patatas combina muy bien con todo tipo de alimentos, por lo que solo tienes que añadir tus ingredientes favoritos para darle a tu gratén de patatas tu toque personal. Si quieres un acabado más jugoso, prueba a añadir un poco de nata antes de gratinar. Por supuesto, ¡tampoco podemos olvidarnos del queso! Este alimento es un complemento magnífico para cualquier receta de gratén de patatas, con infinidad de posibilidades, desde quesos potentes como el Roquefort o el Cabrales a sabores más suaves, como el queso de cabra. Y como toque final, ¡nada como las hierbas aromáticas! Romero, tomillo, orégano, albahaca, curry...

Como ves, el gratén de patatas al horno es una receta fabulosa para dar rienda suelta a tu creatividad y experimentar con nuevos sabores y texturas. Si necesitas un poco de inspiración para comenzar, ¡aquí tienes algunas buenas propuestas con las que abrir boca!

5 RECETAS