Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Tres chocolates

Tres chocolates

Cuando se trata de ponerle un toque dulce a la vida, son pocos los que se resisten a la tentación del chocolate. Algunos prefieren disfrutar del cacao en su forma más pura, con el chocolate negro, mientras otros prefieren la suavidad del chocolate con leche o los delicados aromas del chocolate blanco. Pero, ¿y si tuvieras pudieras tenerlo todo? Con estos postres de tres chocolates, podrás disfrutar de todos los deliciosos matices de este dulce ¡en un único bocado!

¿Qué aporta cada variedad a esta inigualable sinfonía de sabores? Para descubrirlo, vamos a conocer un poco más este popular dulce, cuyo origen se remonta a las antiguas civilizaciones olmecas, mayas y aztecas de América Central. Según la tradición, fue un regalo del dios serpiente Quetzalcoalt a la humanidad. El nombre científico del árbol del cacao, Theobroma Cacao, significa literalmente “alimento de los dioses” y lo cierto es que, tal y como podrás comprobar con estos postres de tres chocolates ¡su sabor resulta realmente divino!

El chocolate negro es considerado el de mejor calidad para repostería. Su contenido en cacao puede oscilar entre un 50% y un 70%, aunque durante los últimos años han ganado popularidad los chocolates negros más puros, que pueden llegar hasta un 90% de cacao. Esta variedad aportará intensidad a tus postres de tres chocolates y, además, es muy versátil para maridar con otros alimentos, tanto por contraste como por armonía, como frutos secos, frutas, café, licor, quesos o especias.

Por su parte, el chocolate con leche nos ofrece un sabor más suave y cremoso, que combina muy bien con especias como la vainilla y aromas cítricos. Esta variedad fue creada en 1875 por los suizos Daniel Peter y Henri Nestlé, añadiendo leche en polvo a las semillas molidas y el polvo de cacao. Actualmente, es el tipo de chocolate más consumido en todo el mundo. Para considerarse como tal, el chocolate con leche debe contener al menos un 25% de extracto seco de cacao y mínimo del 14% de extracto seco de leche.

El último ingrediente de estos postres de tres chocolates, aunque no por ello menos importante, es el chocolate blanco, elaborado a base de manteca de cacao, leche y azúcar. Por esta razón, esta variedad resulta mucho más dulce, aunque también destaca por sus delicados aromas. Como resultado de la combinación de estas tres deliciosas variedades, es posible crear postres absolutamente espectaculares, tanto para el paladar como para la vista. ¡Descúbrelos y ríndete al placer del chocolate!

15 RECETAS