Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Champiñones rellenos de carne

Champiñones rellenos de carne
Receta de Ideal
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

26

votos
Fácil 8
personas
35 min.
de preparación
55 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

¿Tus menús del día a día te resultan aburridos? ¿Te cuesta planificar las comidas de la semana? Pues con recetas tan sabrosas como estos champiñones rellenos, te damos una idea fantástica para disfrutar de estos hongos de una forma diferente, asados en el horno y con un relleno delicioso. Si quieres darte el placer de disfrutar del auténtico sabor de la cocina casera, ¡anímate a ponerte el delantal y preparar esta receta!

Los champiñones son el hongo comestible más consumido del mundo. Las variedades cultivadas, conocidas como Agaricus bisporus, están disponibles en los mercados durante todo el año así que, ¡siempre es un buen momento para disfrutar de estos champiñones rellenos! También existen champiñones silvestres o Agaricus campestri, una de las setas de temporada típicas de la primavera.

En esta receta, te proponemos unos riquísimos champiñones rellenos con carne picada, verduras y una salsa bechamel suave y cremosa, elaborada con leche evaporada en vez de nata para conseguir un plato más bajo en grasas. Y como toque final, ¡un poco de mozzarella rallada para darle un toque crujiente!

Si eres un cocinero principiante, más abajo encontrarás algunos trucos y consejos útiles para que estos champiñones rellenos te queden siempre de lujo. Y ahora, ¿nos ponemos manos a la obra?

¿Todavía eres de los que piensan que para comer bien necesitas pasarte medio día en la cocina? El horno o el microondas son electrodomésticos fantásticos que pueden sacarnos de muchos apuros cuando no disponemos de mucho tiempo para cocinar pero, en muchas ocasiones, no sabemos aprovechar sus enormes posibilidades. Estos champiñones rellenos son un excelente exponente de lo fáciles que pueden resultar las recetas al horno así que, incluso si eres un cocinero novato, ¡no tengas miedo y anímate a probar!

Para empezar, ¡hablemos un poco más de los champiñones, grandes protagonistas de esta receta! ¿Sabías que al principio estos hongos se conocían como seta de París? Los campesinos franceses fueron los primeros en empezar a cultivar este hongo en cavas y sótanos oscuros y húmedos, utilizando estiércol de caballo como abono. Actualmente, se utilizan mezclas higienizadas procedentes principalmente de residuos agrícolas. En condiciones óptimas, en tan solo tres o cuatro semanas pueden obtenerse hasta tres kilos de champiñones por metro cuadrado.

En cuanto a sus usos culinarios, los champiñones son una de las pocas setas que pueden comerse en crudo, estupendas en ensaladas, pero también están deliciosos salteados, hervidos, cocidos al vapor o asados, como en esta receta de champiñones rellenos. Si vas a cocinarlos en el horno, lo ideal es utilizar champiñones enteros de tamaño grande, para que no se resequen en exceso. Si piensas servirlos a modo de entrante o aperitivo, puedes utilizar champiñones más pequeños, que puedan comerse de un bocado.

Para preparar estos champiñones rellenos, comenzaremos por limpiar bien los hongos para eliminar cualquier resto de tierra o suciedad. Después, solo tenemos que cortar los tallos y reservarlos, ya que los aprovecharemos más tarde para el relleno. En esta ocasión nos hemos decantado por la carne picada y las verduras para rellenar los champiñones pero esta receta admite infinidad de variantes: champiñones rellenos con atún, con pollo, con queso cremoso, con verduras de temporada...

En cuanto a la bechamel, ¿cuál es el secreto para lograr una salsa suave y sin grumos? En realidad, preparar esta famosa salsa solo requiere un poco de paciencia. La bechamel tradicional se elabora con leche, harina y mantequilla, pero también puedes utilizar leche evaporada, una alternativa ideal para salsas como estas, cremas o purés. El truco está en remover la salsa continuamente hasta que alcance el punto de ebullición, sin prisa pero sin pausa.

Una vez esté lista, mezclamos la salsa bechamel con el sofrito y añadimos el queso rallado, que brindará a nuestros sabrosos champiñones rellenos una cobertura dorada y crujiente. Después, solo queda dejar que el horno trabaje por nosotros durante unos 20 minutos, ¡y listos para servir!