Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Hojaldre con espinacas

Hojaldre con espinacas
Receta de Buitoni
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

2

votos
Fácil 4
personas
20 min.
de preparación
15 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

El otoño es una de las mejores épocas para encontrar espinacas frescas en el mercado así que, ¿por qué no aprovechas para saborear esta verdura en toda su plenitud con este riquísimo hojaldre con espinacas casero? Este plato está delicioso tanto en frío como en caliente y su formato es perfecto para transportar así que, si eres de los que comen fuera cada día y buscas ideas para llenar tus tuppers, ¡sigue leyendo y toma buena nota de esta propuesta!

Las espinacas son una verdura muy baja en grasas e hidratos de carbono, que destaca por su alto contenido en fibra, vitaminas antioxidantes y minerales. Este hojaldre con espinacas y queso feta es una forma original y deliciosa de aprovechar estas excelentes propiedades, fantástico como entrante o aperitivo o para una comida o una cena ligera.

¿Eres de los que tienen poco tiempo para cocinar? ¿Cuándo llegas a casa te sientes demasiado cansado para ponerte a trabajar en los fogones? Entonces, ¡esta receta es perfecta para ti! Para preparar este hojaldre con espinacas solo necesitas media hora, horneado incluido así que, ¡ya no hay excusas para comer bien cada día! ¡No te lo pienses más y anímate a ponerte el delantal!

Los hojaldres rellenos, tanto dulces como salados, son una receta muy popular en todo el mundo, con especial protagonismo en Europa y Latinoamérica. La quiché lorraine francesa, por ejemplo, originaria de la zona de Lorena, es una de las tartas saladas más conocidas, elaborada con verduras y panceta. Con este hojaldre con espinacas te ofrecemos un plato sabroso y muy fácil de hacer, muy similar en cuanto a sus ingredientes a la quiché florentina, en la que estas verduras también constituyen el ingrediente principal.

Las espinacas cuentan con variedades de verano y de invierno, por lo que la primavera y el otoño son el mejor momento para consumirlas frescas. Antes de cocinarlas, recuerda lavarlas concienzudamente para eliminar cualquier resto de tierra. Como cualquier otra verdura, las espinacas también pierden parte de sus propiedades nutricionales durante la cocción. Por esta razón, para preparar este hojaldre con espinacas las cocinaremos salteadas, con muy poco aceite y aparte, prepararemos el sofrito de cebolla y ajo.

Además, para darle un punto salado y cremoso a su relleno, en esta receta de hojaldre con espinacas también utilizaremos queso feta, un queso tradicional de Grecia pero muy consumido también en países como Turquía, Bulgaria, Rumanía o Dinamarca. Elaborado con leche de oveja y de cabra, el queso feta tiene un contenido graso notablemente mejor que la mayoría de quesos. Este derivado lácteo es uno de los ingredientes fundamentales de la ensalada griega o las empanadillas conocidas como “spanakotiropites”.

En cuanto al hojaldre, te recomendamos trabajar esta masa siempre a baja temperatura, ya que con el calor se vuelve más pegajosa y difícil de manipular. Para esta receta te proponemos usar una masa de hojaldre refrigerada, que puedes encontrar fácilmente en los lineales de cualquier supermercado. De esta forma, podrás evitar el complejo y tedioso trabajo de preparar el hojaldre al estilo tradicional. En el caso del hojaldre Buitoni que empleamos en esta receta, la masa tiene un total de 196 capas, lo que te permitirá hacerte una idea del enorme trabajo que supone prepararlo a la antigua usanza.

Con los hojaldres refrigerados, sin embargo, podrás tener listo este delicioso hojaldre con espinacas en un tiempo récord, asegurándote un resultado de sobresaliente. Una vez tengas listo el relleno, corta el hojaldre en porciones cuadradas. Después, utiliza la mitad de estos cuadrados como base sobre la que distribuir el relleno y cúbrelo con otra porción, sellando bien ambas piezas con ayuda de un tenedor.

Para evitar que el hojaldre se hinche demasiado en el horno, pincha el centro de cada hojaldre con espinacas para ayudar a liberar los vapores generados durante la cocción. Ahora, ¡ya solo queda que el horno trabaje por ti y dejarlo enfriar un poco antes de hincarle el diente!