Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Recetas con hojaldre

Recetas con hojaldre

Tartas y pasteles rellenos, croissants, caracolas, milhojas, trenzas, cocas, napolitanas... Con estas recetas con hojaldre, te invitamos a descubrir las mil y una formas de preparar esta masa, fantástica tanto para la elaboración de postres dulces como de bocados salados. Su textura, crujiente en el exterior y esponjosa en el interior, resulta deliciosa en sí misma, pero aquí también encontrarás muchos rellenos fantásticos para acompañarla.

En España, el hojaldre es un ingrediente habitual en la repostería tradicional, con recetas tan conocidas como los clásicos miguelitos, típicos de la localidad albaceteña de La Roda, las polcas, sacristanes y corbatas de Cantabria o la ‘pantxineta’ vasca. A nivel internacional, las milhojas o el croissant, de origen francés, la tarta de manzana, con variantes como el ‘apple-pie’ anglosajón o la tarta tatin francesa, o el solomillo Wellington también figuran entre las recetas con hojaldre más famosas.

Las primeras recetas de hojaldre se remontan a la Grecia y la Roma antigua, pero los historiadores coinciden en apuntar que los principales antecedentes de los pasteles de hojaldre tal y como los conocemos en la actualidad se encuentran en la repostería árabe, que se extendió por Europa en la Edad Media. La ‘pastela’ marroquí es un buen ejemplo de estas recetas con hojaldre tradicionales, con rellenos tanto dulces como salados. Sin embargo, en estos pasteles se elaboran con masa filo, trabajando hoja por hoja.

Actualmente, existen distintos tipos de hojaldre. El hojaldre común se elabora únicamente con harina, agua sal y mantequilla. El agua, la harina y la sal se mezclan para crear una masa que se extiende hasta formar una lámina. Después, se extiende la mantequilla sobre ella y se dobla sobre sí misma, repitiendo el proceso varias veces hasta alcanzar la textura deseada. El principal inconveniente del hojaldre es que resulta delicado y difícil de trabajar, pero actualmente también existen masas refrigeradas, ideales para la elaboración de todo tipo de recetas con hojaldre, sin necesidad de conocimientos avanzados de repostería.

También existe el hojaldre invertido, llamado así porque en este caso, es la mantequilla la que envuelve la masa; el hojaldre rápido, en el que los cuatro ingredientes se mezclan antes de trabajar la masa; o el medio hojaldre, muy utilizado como base para tartas, elaborado con menor cantidad de mantequilla y doblando la masa menos veces.

Y ahora que ya conoces un poco más sobre su proceso de elaboración ¿te apetece descubrir los increíbles resultados que nos permite conseguir en la cocina? Explora sus posibilidades con estas recetas con hojaldre ¡absolutamente irresistibles!

219 RECETAS