Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Trenza de hojaldre y chocolate con leche

Prepárala paso a paso
Trenza de hojaldre y chocolate con leche
Receta de Buitoni
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

87

votos
Fácil 8-10
personas
5 min.
de preparación
20 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

Con la llegada del otoño, apetece estar más tiempo en casa y disfrutar en familia. ¿Qué te parece hacer aún más especiales estos momentos compartiendo un bocado tan delicioso como esta trenza de hojaldre y chocolate con leche? Con una propuesta así de rica, ¡seguro que será fácil reunir a todos en torno a la mesa!

El hojaldre es un ingrediente fantástico para la elaboración de postres, con muchísimas posibilidades: tartas, croissants, napolitanas, palmeras, pasteles rellenos, coronas... La trenza de hojaldre es una receta muy sencilla de preparar que destaca por su vistosa presentación, que la convierte en un bocado al que resulta difícil negarse.

El secreto para lograr este deslumbrante resultado está en la forma de doblar el hojaldre. Trabajar con esta masa es bastante fácil, tal y como te explicamos a continuación, así que, si buscas buenas ideas para sorprender a la hora del postre o la merienda, ¡no te lo pienses y anímate a probar tus habilidades con esta trenza de hojaldre y chocolate!

¿Crees que aún no tienes experiencia en la cocina para atreverte con un postre como este? ¿Y si te decimos que solo necesitarás cinco minutos para tener tu trenza de hojaldre lista para hornear? ¡Descubre esta receta y prepárate para deleitarte con el placer de la repostería casera!

Crujiente y dorado por fuera y extraordinariamente esponjoso en el interior, el hojaldre representa una envoltura perfecta para la elaboración de postres rellenos como este. En esta ocasión nos hemos decantado por una suave crema de chocolate con leche para crear su delicioso corazón, pero esta trenza de hojaldre también quedará fantástica rellena de crema pastelera, frutas, frutos secos... Contando con una buena base como esta, ¡seguro que no te faltarán ideas para crear tus propios postres, totalmente a tu gusto!

Las trenzas de hojaldre forman parte de la repostería tradicional de muchos países del mundo pero, ¿sabías que unas de las más famosas son las trenzas de Almudévar? En esta localidad oscense comenzaron a elaborar este postre a principios de los años 80 en la panadería Horno de la Cruz, regentada por la familia Tolosana. Sus creadores se inspiraron en los dulces típicos de Austria y Alemania, verdaderos maestros trabajando el hojaldre, para crear una trenza de hojaldre al estilo español, rellena de yema, almendras y pasas maceradas en ron.

Con la trenza de hojaldre que te presentamos en esta receta, hemos optado por un delicioso relleno de crema de chocolate con leche. Las antiguas civilizaciones mesoamericanas consideraban el cacao un regalo de los dioses y con postres como estos, podrás sacar partido a sus inmensas posibilidades culinarias para preparar bocados divinos, que encantarán a cualquier amante del dulce.

A diferencia de otros postres con chocolate, para esta trenza de hojaldre ni siquiera necesitarás fundir el chocolate al baño María o añadir otros ingredientes para conseguir su irresistible corazón cremoso. Solo tienes que envolver la tableta entera con la masa de hojaldre, cortando y doblando los laterales como te indicamos para conseguir su característica cobertura trenzada. Más fácil, ¡imposible!

¿Eres principiante en el mundo de la repostería? ¡Pues aquí tienes algunos consejos para asegurarte el triunfo con este postre! El hojaldre se trabaja mejor a baja temperatura así que te recomendamos mantenerlo en la nevera hasta el momento de ponerte manos a la obra. Para que la base no se pegue en el horno, utiliza papel vegetal o espolvorea la superficie con un poco de harina.

En cuanto al chocolate, para esta trenza de hojaldre lo ideal es utilizar chocolate específico para repostería, como la gama Nestlé Postres, con un mayor contenido en manteca de cacao que las tabletas convencionales. Si esta trenza de hojaldre con leche te sabe a poco, ¿por qué no pruebas a prepararla con chocolate negro o chocolate blanco? El postre perfecto es cuestión de gustos así que, ¡tú decides!