Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
cazuela salsa carbonara
Volver

Cómo hacer tu salsa carbonara más ligera con leche evaporada

20/11/2018

La carbonara es una de las salsas más típicas para preparar la pasta. De hecho, los espaguetis son uno de los platos que más solemos hacer en casa con salsa carbonara con nata. Sin embargo, el aporte calórico de la receta tradicional (con nata, huevo, queso y panceta o beicon) es elevado, por lo que os vamos a proponer una variante de esta popular receta.

Se trata de una salsa carbonara light, más ligera y muy cremosa en la que no renunciaremos al sabor ni a la textura, pero sí reduciremos sus grasas saturadas. Sí, has leído bien: salsa carbonara con leche evaporada más ligera. Para ello sustituiremos la nata por leche evaporada parcialmente desnatada, que contiene menos cantidad de grasa.

Leche evaporada, ¿la gran desconocida?

Sí, como lo oyes: salsa carbonara con leche evaporada. Si a la leche le quitamos una parte del agua mediante un proceso de evaporación surge la leche evaporada. De esta forma mantiene todas las propiedades de la leche (calcio, otros minerales y vitaminas, así como las proteínas de la leche), posee su mismo valor nutritivo y tiene una mayor concentración de nutrientes. Su menor cantidad en agua también permite que su duración de uso sea más extensa, por lo que resulta de gran utilidad cuando la utilizamos en casa. Así, tendremos una leche evaporada más ligera.

Los principales beneficios de la leche evaporada son su aporte en proteínas de alto valor biológico y su riqueza en vitaminas y minerales como el calcio, al igual que todos los lácteos. Al escoger una variante parcialmente desnatada, también resulta menos grasa. Por su textura, la leche evaporada es un ingrediente ideal para la preparación de salsas, cremas y otros platos.

Salsa carbonara realizada con Ideal

En nuestra versión ligera, la receta de esta salsa carbonara con leche evaporada es igual de deliciosa, pero rebaja mucho el aporte de grasas ya que la nata para cocinar tiene un 14% de grasa, mientras que IDEAL tiene el 6%. Esto se traduce en una ingesta más saludable con menos calorías y platos más ligeros.

Ingredientes

  • 200 ml de Nestlé Ideal Leche Evaporada
  • 100 g de queso gruyer rallado
  • 100 g de beicon en lonchas finas
  • 1 yema
  • Perejil
  • Sal
  • Pimienta negra molida

¿Cómo hacer salsa carbonara con leche evaporada?

La preparación de esta salsa carbonara con leche evaporada es muy sencilla. Por ejemplo, si queremos preparar un plato de pasta, en primer lugar, la ponemos a cocer en una cacerola con un poco de sal y aceite, hasta que quede al dente (unos 15-20 min. según el tipo de pasta). Para ahorrar tiempo en la cocción de la pasta, podemos utilizar pasta fresca (aunque es un poco más cara tiene la ventaja de que se cuece en 3 ó 4 minutos).

Mientras tanto vamos preparando nuestra salsa carbonara light. Para ello cortamos el beicon en tiras cortas y finas y lo doramos en una sartén con solo una gota de aceite, para evitar la grasa.

Después añadimos la leche Ideal, la pimienta y una pizca de sal y llevamos la mezcla a punto de ebullición. Por último, retiramos del fuego y mezclamos bien. Añadimos el perejil picado, el queso rallado y, siempre en último lugar, la yema batida. Emplatamos y servimos cuanto antes.

Con un gesto tan simple como sustituir nuestra leche habitual por la leche evaporada parcialmente desnatada, nos queda una salsa carbonara de intenso sabor y textura muy cremosa, pero con la mitad de calorías que una salsa carbonara tradicional.

Para reducir aún más el aporte calórico de este plato, también podemos emplear un queso desnatado o sustituir el beicon frito por beicon ahumado o jamón york.

También podéis utilizar la salsa carbonara con leche evaporada en la elaboración de muchos platos. Aunque generalmente se la asocie a la pasta, también resulta perfecta para acompañar otros alimentos como las carnes y los pescados, dándoles un sabor diferente.

Plato de espaguetis a la carbonara

Existen muchas recetas que, combinando diferentes ingredientes, le dan a esta salsa un toque único cada vez y es que, al tratarse de una receta muy popular, puede prepararse de formas muy diversas. Por ejemplo, otras variantes añaden champiñones y cebolla frita o cambian el perejil y la pimienta por nuez moscada o salvia fresca.


Imágenes | Nestlé cocina | iStock / StockSolutions