Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Noodles con gambas - header
Volver

10 ideas sorprendentes con noodles que gustarán a toda la familia

20/12/2018

Los noodles, conocidos hasta hace poco como fideos orientales, han entrado con fuerza en la dieta de las familias donde hay niños. Ya se sabe que la pasta triunfa siempre entre los más pequeños, por eso no es de sorprender que estos fideos de arroz o de trigo, les vuelvan también locos, tanto en versión sopa como salteados o fritos.

En China se empezaron a hacer noodles o fideos hace 4000 años e incluso se dice que la pasta italiana apareció después que Marco Polo los trajera de uno de sus viajes. Aunque esta hipótesis no está muy clara, es cierto que el noodle tiene una gran tradición en países como China, Japón, Tailandia y Corea entre otros.

Tradicionalmente estos fideos se han elaborado a mano con harina de arroz, soja, mijo, trigo y otros cereales. Pero los noodles y el ramen (sopa japonesa con caldo y fideos) se hicieron tremendamente populares en 1958 cuando el taiwanés Momofoku Ando inventó los primeros “ramen” instantáneos en Japón. Desde entonces encontramos fideos instantáneos en cualquier supermercado de cualquier rincón del mundo.

Un paquete de noodles es un buen recurso para salir del paso en más de una ocasión, pero también puede ser la base de recetas saludables y completas para toda la familia, incorporando una buena cantidad de verduras, carne o marisco.

Si en casa tenéis un wok, es un buen momento para sacarlo del armario, ya que es ideal para saltear y preparar tallarines o fideos fritos. Si no lo tenéis a mano os servirá una buena sartén con base ancha, que caliente bien. A partir de ahí, con algunas ideas y un poco de imaginación, podemos hacer infinitas variaciones a partir de unos buenos fideos.

1. TALLARINES CON VERDURAS

Si tienes un paquete de tus noodles preferidos, tienes medio trabajo hecho. Saltea a fuego fuerte unas judías verdes cortadas en tiras y una pechuga de pollo a dados. Cuando esté bien dorado añade los fideos y el agua siguiendo las instrucciones y tienes unos fantásticos noodles con verduras.

Otra opción para variar un poco es hacer lo mismo con col y salchichas. A partir de ahí, las combinaciones que más os gusten: con pimientos, berenjena, calabacín, huevo, espinacas… con o sin carne.

2. NOODLES CON POLLO

¿Qué pasa si potenciamos los Fusian con sabor a pollo con más pollo salteado? Pues que tenemos unos tallarines con pollo al cuadrado. Además, si sazonamos la pechuga de pollo con sal, salsa de soja, limón y orégano y la dejamos reposar una hora antes de cocinarla, la explosión de sabor es total. Estos noodles secos admiten también un poco de verdura salteada y unos anacardos para terminar le van de maravilla.

3. SOPA DE VERDURAS CON FIDEOS

Puedes transformar tus noodles sabor vegetal en una sopa reconfortante y nutritiva. Prepara una sopa hirviendo algunas verduras picadas en agua o caldo, añade los fideos y su guarnición y está listo un buen ramen vegetal exprés. Esta receta se puede adaptar a los vegetales que estén de temporada y es ideal para aprovechar trozos de verdura que quedan en el cajón de la nevera como zanahorias, cebollas tiernas, calabacines, etc.

4. ENSALADA DE FIDEOS Y CARNE

Siguiendo los pasos de las ideas anteriores, podemos preparar fácilmente unos noodles con cualquier tipo de carne. Pero seguro que no se os había ocurrido preparar unos fideos con carne fríos. Esta ensalada de noodles con carne es perfecta para el verano, aprovechamos las sobras de carne, y salimos un poco de los gazpachos y las ensaladas verdes.

5. MUCHO MÁS QUE YAKISOBA

Los fideos yakisoba tienen de por sí una gran potencia de sabor, por eso son una buena base para combinar con todo tipo de ingredientes. Por ejemplo, prueba a saltear un poco de ajo y jengibre en un wok o sartén, añade unos espárragos y los fideos y termina con unos cacahuetes picados. O bien añade más verduras a los espárragos y tienes unos yakisoba con chop suey de verduras.

6. FIDEOS FRITOS

Hazte con unos fideos o tallarines de arroz, perfectos también para personas celíacas, y prepara unos deliciosos fideos fritos. Los fideos se hierven en agua con sal, no olvidemos que se trata de una pasta, y después solo hay que saltearlos con lo que más te guste. Unos fideos de arroz fritos con estas gambas picantes es una buena idea para los amantes de sabores intensos.

Otra posibilidad es adaptar la receta del arroz tres delicias, con su jamón, tortilla, guisantes y gambas cambiando el cereal por tallarines de arroz.

7. LA GUARNICIÓN PERFECTA

Cambia tu perspectiva y transforma los noodles en guarnición. Unos fideos de soja, arroz o trigo pueden acompañar unos pinchos de carne, un filete de merluza, una hamburguesa casera. O prepara una versión de los clásicos noodles con pollo con esta receta de satay. Completa el menú con un buen plato de ensalada o verdura y tienes una comida equilibrada con todas las vitaminas, proteínas e hidratos que el cuerpo necesita.

8. PAN DE NOODLES

Hace unos años el chef Keizo Shimamoto decidió darle una vuelta a su hamburguesa cambiando el pan por noodles y nació la “ramenburger”, un híbrido que causó furor en Nueva York. Se puede hacer fácilmente en casa y utilizar este pan de noodles para hamburguesas y sándwiches. Para ello hay que preparar los noodles siguiendo las instrucciones del paquete, generalmente hidratándolos unos minutos en agua caliente.

Después se dejan enfriar, se mezclan con huevo batido, se ponen en moldes, redondos o cuadrados, y se presionan bien. Finalmente se doran en una sartén con un poco de aceite y tenemos la base para cualquier bocadillo que se nos ocurra. Sorprendente, ¿verdad?

9. PAD THAI CASERO

El pad thai es la receta más conocida de la gastronomía tailandesa. Se trata de unos fideos de arroz que se saltean con pollo, salsa de pescado, camarones secos, huevo, tamarindo y pimiento rojo y que se sirven acompañados de cacahuetes picados, cilantro y una rodaja de limón.

Dicho así asusta un poco, pero para los amantes del pad thai sin mucho tiempo, es posible hacer una versión casera y rápida.

Como hemos visto en otros casos, podemos saltear los ingredientes que queramos antes de preparar los fideos en la misma sartén. En este caso pollo, gambitas y pimiento rojo. Después de cocer los fideos en la misma sartén o wok, añadimos un huevo batido y removemos. Finalmente sazonamos con salsa de pescado o de soja y servimos con cacahuetes y cilantro picados y un gajo de limón, el toque que transforma definitivamente unos tallarines fritos con gambas en noodles pad thai.

10. NOODLES CON VERDURAS

Si el objetivo es que toda la familia coma más verdura de una forma divertida y casi sin darse cuenta, prepara cualquiera de estas recetas sustituyendo los noodles tradicionales por espaguetis de verduras como calabacín o zanahoria.

Estos fideos con verduras se consiguen con la ayuda de un sencillo gadget llamado espiralizador. La apariencia es de fideos y seguro que así los más pequeños se comerán verdura casi sin enterarse.

Igual que la pasta, los fideos son tan versátiles que se pueden combinar con casi cualquier alimento y son muy fáciles de preparar. Esto los convierte en una manera perfecta de introducir nuevos alimentos y sabores en la dieta de toda la familia.