Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Sopa de pescado con tomate

Sopa de pescado con tomate
Receta de Solís
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

10

votos
Media 4-6
personas
15 min.
de preparación
20 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

Ahora que llega el otoño, ¡llega el momento de disfrutar de los platos de cuchara! La sopa de pescado es un plato que nunca falta en ocasiones especiales como las celebraciones navideñas pero, ¿por qué no darte un capricho de vez en cuando disfrutando de su delicioso sabor? Al fin y al cabo, si comer es uno de los grandes placeres de la vida, ¡anímate a celebrar cada día a lo grande poniendo en la mesa una buena comida casera!

Si te gusta la cocina tradicional, la sopa de pescado es un básico que merece ocupar un lugar de honor en tu recetario familiar. En Nestlé Cocina vamos a enseñarte cómo prepararla, paso a paso, con una receta infalible con la que tendrás el éxito asegurado. En cuanto a sus ingredientes, ¿qué vamos a necesitar para cocinar este plato delicioso? La merluza, el hígado de rape y los cangrejos serán sus ingredientes principales, pero también usaremos tomate frito, cebollas, ajos, perejil y almendras tostadas para enriquecer su sabor y su textura, añadiendo un toque crujiente que te encantará.

Además de resultar una receta muy sencilla de hacer en casa, apenas necesitarás media hora para tener lista esta rica sopa de pescado así que, ¡olvídate de las excusas, cíñete el delantal y prepárate para ponerte manos a la obra!

Después de leer esta receta, ¿te apetece probar por ti mismo el cautivador sabor de esta sopa con esencia marina? Los productos del mar como los pescados y mariscos son alimentos básicos dentro de la dieta mediterránea y con recetas como esta sopa de pescado, podrás aprovechar sus innumerables beneficios nutricionales y aprender a cocinarlos de una forma diferente, ¡realmente deliciosa!

Si bien existe un consenso general sobre las ventajas de incluir el pescado en nuestra dieta, lo cierto es que a la hora de la verdad, estos productos marinos pueden resultar un reto para los cocineros más inexpertos. Prepararlos al vapor o a la plancha es una forma sencilla de hacerlo pero también puede llegar a ser aburrida, si no añadimos al plato un acompañamiento adecuado. Esta sopa de pescado es una idea fantástica para aprender a sacar partido de estos fabulosos alimentos, sin necesidad de complicarnos demasiado así que, ¡no lo dudes y prueba!

Para comenzar, es importante saber que el secreto de una buena sopa de pescado comienza por un buen fumet. En cocina, este término se utiliza para referirnos a un caldo o fondo básico elaborado a base de espinas y restos de pescado, que aportarán sabor al plato y darán consistencia al caldo, gracias a su gelatina natural. Las vísceras, sin embargo, no son indicadas para el fumet, ya que amargarían el caldo.

¿Qué pescados y mariscos son mejores para una sopa de pescado? En tu pescadería o supermercado podrás encontrar una amplia variedad entre la que elegir, sea cual sea la época del año. La merluza, el rape o el bacalao y los mariscos como las almejas, las gambas, los langostinos, el calamar o los mejillones son algunas de las opciones estrella para esta receta pero, por supuesto, siempre puedes elegir según tus preferencias para preparar una sopa de pescado totalmente a tu gusto.

Además, también suelen utilizarse hortalizas de sabor suave como la cebolla, la zanahoria o el puerro, siempre cortadas en trocitos pequeños, para conseguir un fumet más completo sin restar protagonismo a los sabores marinos. Para la sopa de pescado que te proponemos en esta ocasión, también añadiremos un poco de salsa de tomate frito, que además de sabor brindará a la sopa un color de lo más apetecible.

Si te gusta la sopa de pescado espesa, un buen truco es añadir un poco de pan durante los últimos minutos de cocción, para que el caldo gane consistencia. También podemos conseguir un efecto similar con un poco de arroz o incluso unos pequeños dados de patata. La famosa sopa bullabesa francesa, por ejemplo, suele servirse acompañada con “croûtons” o picatostes crujientes y patatas cocidas. Y tú, ¿cómo prefieres disfrutarla?