Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Ensaladas de pasta

Ensalada de pasta

Si te gusta comer bien, pero no quieres complicarte demasiado en la cocina, la ensalada de pasta es un básico que nunca debería faltar en tu recetario familiar. Estos platos son una de las estrellas del verano, ya que resultan muy ligeros, pero, seguro que después de probar nuestras propuestas, te animas a incluirlos en tus menús, sea cual sea la época del año.

¿Te gustaría conocer algunos consejos de nuestros expertos para preparar una ensalada de pasta perfecta? Para este tipo de recetas, muchos cocineros recomiendan hervir la pasta uno o dos minutos más allá del punto “al dente” y con una pizca más de sal, un consejo válido para cualquier plato de pasta que vayas a tomar en frío. De esta forma, cuando se enfríe alcanzará una textura perfecta, sin quedar demasiado dura. Además, ten en cuenta que cuanto añadas el aliño, la pasta se reblandecerá ligeramente.

Después de cocerla, también es recomendable dejarla enfriar hasta que alcance la temperatura ambiente antes de añadir el resto de ingredientes. Para la ensalada de pasta, lo mejor es evitar pasarla por agua fría y dejarla atemperar directamente en el plato, antes de proseguir con su elaboración.

¿Y respecto al tipo de pasta? Podemos utilizar cualquier variedad, aunque lo más habitual es pasta corta y estriada, como los “fusilli”, los “farfalle”, los macarrones o los “penne”. Los expertos aconsejan usar pasta estriada o hueca, que retendrá el aliño en su interior. La pasta rellena, como los ravioli, también es perfecta para elaborar este tipo de platos. Además, si te gusta comer ligero, la pasta integral es una opción ideal para la ensalada de pasta, con menos calorías que la pasta de trigo normal pero muy rica en fibra, por lo que resulta saciante y muy digestiva.

En cuanto al resto de ingredientes, para una ensalada de pasta te recomendamos probar con verduras -salteadas, al vapor, a la plancha, asadas...- , pescados en escabeche, encurtidos, jamón cocido o en aceite o frutas, fabulosas para este tipo de platos fríos. Si te gusta el queso, la pasta fría combina genial con quesos frescos, como la mozzarella o el queso de Burgos. Y si quieres darte un capricho con una ensalada absolutamente gourmet, ¡prueba con mariscos como las gambas o langostinos!

Como toque final, la mayonesa o las salsas blancas, a base de nata, o las salsas de queso son perfectas para darle un poco de alegría a tu ensalada de pasta y conseguir que te resulte mucho más sabrosa. ¡Descubre nuestras recetas y pon el mejor sabor a tu verano!

3 RECETAS