Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Tortillas de patata

Tortillas de patata

Consideradas uno de los grandes iconos de la gastronomía española, las tortillas de patata son un manjar totalmente sublime, perfectas tanto para la hora de los pinchos o el aperitivo, como para comidas y cenas. La receta de tortilla de patatas demuestra que es posible conseguir un sabor de cinco estrellas, con ingredientes sencillos y muy asequibles. Una idea realmente genial, que ha conseguido cautivar a paladares de todo el mundo.

¿Dónde y cuándo se inventó esta receta clásica de nuestra cocina? Aunque no conocemos su origen exacto, las primeras referencias documentadas sobre la tortilla de patata, conocida también como tortilla española, aparecen en la localidad pacense de Villanueva de la Serena en el siglo XVII. Como tantas otras recetas, la tortilla de patata fue una creación impulsada por la necesidad. Su invención se atribuye a Joseph de Tena Godoy y el marqués de Robledo, dos nobles de la citada localidad, que buscaban un alimento barato para paliar las hambrunas.

La patata, un tubérculo importado de América del Sur, representaba un ingrediente perfecto para conseguir este objetivo, asequible pero muy nutritivo. Parece que las mujeres del lugar también tuvieron un papel importante en la creación de la receta de tortilla de patatas clásica, aportando la idea de freír las patatas cortadas en aceite de oliva y añadirle huevo batido. El resultado, como bien conocemos hoy, ¡fue mucho más que perfecto!

Desde entonces, la tortilla de patata se ha convertido en todo un clásico de nuestra gastronomía. Las patatas, los huevos y el aceite de oliva son los ingredientes básicos de la receta original, pero con el tiempo, la forma de prepararla fue evolucionando y aparecieron muchas otras variantes.

¿Con o sin cebolla? Este es, sin duda, uno de los grandes debates de la tortilla de patata. También resulta difícil encontrar un consenso sobre el punto de cocción perfecto. Muchos prefieren la tortilla de patata más jugosa, con el huevo menos cuajado, pero también podemos conseguir una textura más consistente, dejando freír las patatas durante más tiempo, hasta que estén más cocidas que fritas.

En cuanto a sus variantes, existen opciones para todos los gustos. Entre las tortillas de patata más tradicionales, podemos destacar la tortilla paisana, con jamón o chorizo y verduras como zanahorias, guisantes o pimientos; la tortilla de Betanzos, elaborada con patata gallega cortada muy fina... También es muy popular la tortilla de patatas rellena, abierta por la mitad para incluir acompañamientos de lo más diversos: atún con mahonesa, ensaladilla, jamón, queso, tocino... Y para ti ¿cómo sería la tortilla de patata perfecta?

11 RECETAS