Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Tarta de frutas con hojaldre

Prepárala paso a paso
Tarta de frutas con hojaldre
Receta de Buitoni
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

38

votos
Fácil 6-8
personas
30 min.
de preparación
20 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

¿Te apetece ponerle un toque dulce a la vida? Con esta tarta de frutas, podrás convertir cada día en una fiesta y disfrutar de un postre realmente espléndido, espectacular por su presentación e irresistible al paladar. Cada bocado de esta tarta de hojaldre es como un pequeño pedazo de cielo, en el que se combinan la frescura de las frutas, la suavidad de la crema pastelera y un toque crujiente. ¡Una auténtica obra maestra del dulce, creada para deleite de los golosos de todo el mundo!

Las tartas son una de las recetas reinas dentro del mundo de la repostería y esta tarta de frutas, además de estar deliciosa, es una buenísima opción para iniciarte en este universo culinario, ya que resulta es un postre muy fácil y rápido de hacer en casa. Y además, también es una receta que sale a cuenta, con la que podemos aprovechar las ventajas de las frutas de temporada.

¿Los postres al horno todavía son un reto para ti? ¿Es la primera vez que cocinas con masa de hojaldre? ¿Cuáles son los mejores ingredientes para preparar esta tarta de frutas, dependiendo de cada estación? Más abajo, te damos algunos “tips” básicos para asegurarte el triunfo con este postre, capaz de dejar boquiabierto al gourmet más exigente.

Cumpleaños, aniversarios, reuniones navideñas... Esta tarta de frutas es una elección perfecta para todo tipo de celebraciones pero, ¡tampoco hace falta un motivo especial para disfrutarla! Un buen postre es capaz de mejorar el mejor de los días así que, ¿por qué renunciar a disfrutar de este dulce capricho siempre que quieras? Con un bocado tan divino como este, ¡cualquier día puede convertirse en una fiesta!

Después de descubrir esta magnífica receta, seguro que no puedes esperar para catar esta magnífica tarta de frutas tu mismo pero, antes de meternos en faena, ¡aquí tienes algunos consejos que te garantizarán el éxito!

Para empezar, ¿qué opciones nos ofrece este postre desde el punto de vista de sus ingredientes? En esta ocasión, te hemos propuesto una tarta de frutas con plátanos, kiwis y fresones, tres frutas que combinan muy bien tanto por su sabor como por su colorido. Si te gusta consumir productos de temporada, las fresas y fresones, y los cítricos como la naranja o el limón, son algunas de las variedades estrella del invierno, deliciosas para esta tarta. En verano, llega el momento de máximo esplendor para los melocotones y los albaricoques, el melón y la sandía, las ciruelas, las frambuesas y las frutas del bosque...

¿Has recibido visitas inesperadas y necesitas improvisar un buen postre con lo que tienes a mano en ese momento? Aunque la fruta fresca sea la opción preferente, esta tarta de frutas también quedará estupenda con melocotón en almíbar o piña en su jugo en conserva, por ejemplo. Como ves, sea cual sea la época del año o el estado de tu despensa, ¡siempre hay opciones para disfrutar de este postre de lujo!

En cuanto al hojaldre, recuerda que esta masa se trabaja mejor en frío, así que te recomendamos conservarla en la nevera hasta el último momento. Aunque esta masa no contiene levadura, los vapores liberados durante la cocción por la mantequilla harán que el hojaldre se hinche, desplegando sus diferentes capas para brindarle esa textura esponjosa que lo caracteriza. Para evitar que la base de la tarta suba, pincha la superficie con un tenedor, para dejar que el vapor salga.

Antes de meter nuestra tarta de frutas al horno, recuerda precalentarlo hasta que alcance una temperatura de unos 200º. Por último, por muy seductores que te resulten los aromas que se desprenden durante la cocción, ¡nada de abrir el horno para echar un vistazo! Si lo hacemos, el calor se disipará rápidamente y la masa perderá su volumen. Es cierto que, con postres tan increíbles como este, resulta difícil resistir la tentación pero, ¡ten por seguro que la espera merece la pena!