Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Mesa con ingredientes
Volver

Las equivalencias y medidas en la cocina. ¿A qué equivale una onza? ¿Y una cucharada? ¿Y una taza?

20/11/2018

Una correcta medición de los ingredientes que contiene una receta es una parte fundamental para que el resultado sea un éxito. Por ello, conocer a cuánto equivale una onza, cuál es la medida de una taza (a cuánto equivale media taza, por ejemplo) o cómo medir los líquidos y sólidos adecuadamente se convierte en un aspecto crucial.

Ten en cuenta que en los países anglosajones, tanto en cocina como en repostería, se utiliza generalmente el Sistema Imperial de Unidades para las medidas de ingredientes, que se expresa en forma de tazas (cups), onzas (oz), onzas líquidas (fl oz), cucharadas (tbsp) y cucharaditas (tsp).

En cambio, en Europa, empleamos el Sistema Internacional de Unidades: gramos (gr), litros (l), mililitros (ml). Estas diferencias pueden provocar confusiones, por lo que te vamos a desvelar cuáles son las distintas equivalencias de medidas caseras y las mejores herramientas para que tus recetas siempre queden perfectas.

¿Cuál es la medida de una taza? ¿A cuánto equivale media taza?

Del mismo modo que sucede con las onzas, cada vez más recetas expresan la cantidad de un ingrediente en tazas (cups). Aunque puede parecer más sencillo, debes saber que una taza de café, té o desayuno, no tiene nada que ver con una taza de medir, por lo que, si te gusta mucho cocinar, te recomendamos que incorpores un juego de tazas medidoras de distintos tamaños a tus utensilios de cocina. Te ayudarán a ser más preciso con las mediciones.

En la mayoría de países anglosajones se utiliza la taza como sistema de medición, aunque la correspondencia no es la misma en todos ellos. Por ejemplo, en Estados Unidos una taza equivale a 240 ml, mientras que en Reino Unido, Australia o Nueva Zelanda, correspondería a 284 ml.

Aunque las tazas (cups) y cucharas (tbsp o tsp) de medidas anglosajonas no se corresponden a nuestro concepto de tazas de uso habitual, puedes utilizar estas correspondencias que son las que equivalen a las indicaciones de gran parte de recetas:

¿Qué significa cuando decimos…?

1 taza = 1 taza de desayuno.

1 tacita = 1 taza de café.

1 cucharada = 1 cuchara de sopa.

1 cucharadita = 1 cuchara de postre.

1 vaso = 1 vaso de agua.

1 vasito = 1 vaso de vino.

Relación de la Capacidad con su Equivalencia:

1 taza de desayuno = 250 ml.

1 vaso de agua = 200 ml.

1 vaso de vino = 100 ml.

8 cucharadas = 100 ml.

1 copita de licor = 50 ml.

Equivalencia de 1 taza de desayuno de:

Agua = 250 ml.

Arroz = 240 g.

Azúcar = 240 g.

Harina = 180 g.

Pan rallado = 150 g.

Equivalencia de una tacita de café de:

Agua = 100 ml.

Arroz = 100 g.

Azúcar = 100 g.

Harina = 60 g.

Pan rallado = 50 g.

¿Sabías que...?

1 Libra = 1 Pinta = 16 Onzas = 450 gramos.

Del mismo modo sucede con las cucharadas, que se han convertido en una unidad de medida estandarizada. Ten en cuenta, en cualquier caso, que cada ingrediente requiere un tipo de cuchara distinta por lo que no podrás utilizar la misma si tienes que medir harina o azúcar, por ejemplo.

Esta tabla de peso y equivalencia de 1 cucharada sopera rasa en gramos te resultará muy útil:

  • Aceite = 15 gr.
  • Agua = 16 gr.
  • Arroz = 20 gr.
  • Azúcar = 20 gr.
  • Azúcar glass = 15 gr.
  • Café = 18 gr.
  • Coco = 12 gr.
  • Crema = 20 gr.
  • Especias molidas = 10 gr.
  • Fécula = 12 gr.
  • Harina = 15 gr.
  • Harina, colmada = 25 - 30 gr.
  • Leche = 17 gr.
  • Levadura = 10 gr.
  • Mantequilla = 15 gr.
  • Mermelada = 20 gr.
  • Miel = 21 gr.
  • Nata líquida = 20 gr.
  • Pan rallado = 15 gr.
  • Perejil u otra hierba = 10 gr.
  • Queso rallado = 15 gr.
  • Sal = 15 gr.

Aunque los ingredientes líquidos como el agua, la leche, aceite o huevo se acostumbran a medir en mililitros en jarras medidoras, también puede encontrarse su equivalencia en gramos, ya que 100 ml de agua, por ejemplo, corresponden aproximadamente a 100 gr.

Pero tengamos presente que no existe un método de conversión directa que nos permita decir que una X cantidad de mililitros es igual a una X cantidad de gramos. No hay una fórmula fija que nos facilite el cálculo, puesto que cada sustancia, ya sea agua, leche, mantequilla, harina, azúcar, chocolate…tiene una densidad diferente.

¿A qué equivale una onza?

La onza es una unidad de medida muy empleada en la cocina anglosajona, por lo que no resulta extraño que te encuentres con recetas que te indiquen las cantidades de los ingredientes en onzas y, en este caso, será imprescindible saber a cuánto equivale una onza en gramos o en mililitros, por ejemplo.

Una onza corresponde a 28,350 gramos y se expresa en ‘oz’. Pero ¿qué sucede cuando en una receta algún ingrediente está indicado con particiones como 3,5 onzas o ¼ de onza? ¿Cómo puedes calcularlo para no equivocarte?

Es muy sencillo si tienes una calculadora a mano; puedes utilizar la del teléfono móvil, por ejemplo. Tendrás que multiplicar la cantidad que te indica por la equivalencia de una onza: 3,5 onzas multiplicado por 28,350 gramos da un resultado de 99,225 gramos. En el caso de las fracciones, necesitarás hacer la siguiente operación para saber cómo medir en gramos ¼ de onza: 1:4 = 0,25, por lo que 0,25 x 28,350 (la equivalencia de 1 onza), te dará un resultado de 7,0875 gramos.

En el caso de los ingredientes líquidos expresados en onzas (fl oz) tienes que saber que una onza equivale a 29,574 ml. Utiliza la misma fórmula que te hemos explicado cuando se refiere a gramos, para saber cuál es la medida exacta que necesitas utilizar para la elaboración de tu receta.

Por ejemplo, si en los ingredientes te indica que necesitas 2,5 onzas de leche evaporada Ideal tendrás que multiplicar 29,574 x 2,5, que te da un resultado de 73,935 ml. Esta será la cantidad de leche evaporada que tendrás que incorporar a tu receta. Hay que tener presente que cuando hablamos de onzas de nuestros chocolates nos referimos a una “pastilla”, no lo olvides.

Cómo medir con las herramientas imprescindibles

Cualquier cocinillas que se precie debe contar en su equipo de utensilios con una jarra medidora y una báscula de precisión de cocina, para facilitar todavía más cómo medir correctamente cada ingrediente. Para los ingredientes líquidos, basta con utilizar una jarra medidora con la graduación bien indicada, colocarla en una superficie plana y estable y añadir el ingrediente líquido que se necesita medir.

Una balanza de cocina digital te ayudará a medir con mayor precisión los ingredientes de masa. Para hacerlo correctamente tienes que colocar el recipiente en el que vayas a volcar el ingrediente y presionar el botón “tara” para que su peso no se vea reflejado. Entonces podrás añadir el ingrediente hasta llegar al peso necesario.

Para evitar que te pases de la cantidad indicada utiliza preferiblemente una cuchara, en lugar de volcarlo directamente del paquete. Si tienes que añadir más ingredientes en el mismo recipiente, tan solo tendrás que volver a pulsar el botón “tara” para que la balanza vuelva a ponerse a cero, y así, tantas veces como sea necesario.

No te pierdas con tantas medidas caseras y equivalentes, así como en los distintos sistemas de medición, cucharadas y tazas… Si tienes a mano nuestras tablas de equivalencia te resultará muy sencillo saber a qué equivale una onza o cómo medir una taza, para que tus recetas, ¡siempre queden perfectas!


Fotografías iStock: iStock.com/mikos | iStock.com/lanasweet | iStock.com/veselovaelena | iStock.com/candicebell | iStock.com/rosshelen