Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Buñuelos caseros rellenos de chocolate con Thermomix® (TM5)

Buñuelos caseros rellenos de chocolate con Thermomix® (TM5)
Receta de Nestlé Postres
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

236

votos
Media 15
personas
60 min.
de preparación

Qué me aporta esta receta...

Ligeros, esponjosos y con ese sabor único de la auténtica cocina tradicional, los buñuelos son uno de esos postres que hará que muchos recuerden con nostalgia y cariño los dulces que nuestras abuelas nos preparaban en nuestra infancia. En España podemos presumir de ser un país con una larga tradición elaborando estos deliciosos bocaditos así que, ¿por qué no te animas a continuarla preparando esta receta de buñuelos con Thermomix?

Los buñuelos fueron una más de las numerosas aportaciones que los árabes que se establecieron en la Península Ibérica entre los siglos VIII y XV realizaron a la gastronomía española. Más abajo te contamos más sobre la historia de estos dulces pero antes, vamos a presentarte una versión actualizada de este postre tradicional, adaptada a las necesidades de la cocina moderna. Esta receta de buñuelos con Thermomix es realmente sencilla y rápida de hacer en casa ¡y con un resultado final absolutamente inmejorable!

Estos buñuelos caseros con Thermomix derretirán paladares gracias a su textura suave y ligera, característica de la masa choux, y terminarán de conquistarte con su cremoso corazón de chocolate negro, creando una armonía de sabores que harán bailar de placer a tus papilas gustativas. Ante un postre como este, ¿quién puede conformarse con probar solo uno?



Ahora que ya conoces los pasos para preparar estos ricos buñuelos Thermomix, ¿te gustaría saber más sobre su origen? Si bien en la gastronomía del antiguo Imperio Romano existen algunas recetas similares a los buñuelos, la mayoría de los historiadores coinciden en apuntar que su origen se encuentra en la cocina sefardí. Los buñuelos fritos en aceite y bañados en miel hirviendo eran una de los dulces preferidos de los árabes de Al-Andalus.

A partir del siglo XVI podemos encontrar multitud de recetas, como los famosos buñuelos de viento que se acostumbran a tomar durante la Cuaresma o en el Día de Todos los Santos. Este dulce tradicional español cuenta con infinidad de variantes, dependiendo de la región.

Además, con la conquista de América, los españoles exportaron esta receta a sus colonias en el Nuevo Mundo. Hoy en día, los buñuelos son un dulce muy popular en muchos países de América Latina que nunca falta en los puestos de comida callejera o en fechas señaladas como las Navidades.

Como tantos dulces populares, los buñuelos se preparan a partir de ingredientes muy sencillos, con los que siempre sueles contar en casa: harina de trigo, huevos, azúcar y agua o leche. Con ellos se elabora la masa o pasta choux, característica de otros dulces tradicionales como los “beignets” o los “petit choux” franceses.

Preparar esta masa de repostería de forma perfecta es una tarea compleja si no eres un pastelero profesional pero, con esta receta de buñuelos con Thermomix, será sencillo superar este reto con sobresaliente.

Gracias a su balanza integrada, podrás controlar de forma precisa las medidas de los ingredientes y su función de amasado te permitirá lograr una masa perfecta en cuestión de segundos. Contando con la ayuda de este versátil robot de cocina, ¡no habrá receta que se te resista!

De igual forma, con esta receta de buñuelos con Thermomix también podrás preparar fácilmente una deliciosa crema de chocolate para rellenarlos. Ni siquiera tendrás que saber en qué consiste el punto de nieve o gastar energía removiendo las varillas, ya que esta máquina de cocina se encargará de todo el trabajo. Una vez lista la crema de chocolate, solo tendrás que darle forma y congelarlas durante un mínimo de cuatro horas, aunque si tienes tiempo, lo ideal es que prepares el relleno la víspera y lo dejes reposar en el congelador durante toda la noche.

Como toque final, solo tendrás que freír los buñuelos en abundante aceite caliente hasta que floten, señal de que la masa está lista. Para servirlos, prueba a espolvorearlos con azúcar o canela. Lo ideal es comerlos recién hechos, mientras están aún calientes aunque, con lo ricos que están, ¡seguro que no dará tiempo a que se enfríen porque desaparecerán en un abrir y cerrar de ojos!

Prueba otras recetas con Thermomix y ¡sigue cocinando!