Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Pastel de patata y carne picada

Pastel de patata y carne picada
Receta de Maggi
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

14

votos
Fácil 4-6
personas
10 min.
de preparación
20 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

Nutritivo, sabroso y además, ¡muy fácil y rápido de cocinar! El pastel de patata y carne picada es una receta de lo más versátil, ideal cuando quieres improvisar una comida o una cena completa en unos pocos minutos. Estos pasteles con relleno salado representan una forma deliciosa de disfrutar de los incontables beneficios nutricionales de la patata, rica en hidratos de carbono complejos como el almidón y otros nutrientes, como el potasio.

Los pasteles de patata son una receta muy popular en la gastronomía de muchos países del mundo, desde Europa a América Latina, pasando por África, Australia o Nueva Zelanda. En el mundo occidental, destacan recetas como el 'hachis parmentier' de origen francés o el ‘sheperd's pie’ o pastel de pastor británicos, un pastel de patata y carne picada, elaborado generalmente con carne de res o de paloma.

En esta ocasión te proponemos una versión moderna de estos pasteles , con un pastel de patata y carne picada de ternera que puedes preparar en cuatro sencillos pasos, en apenas media hora. Para su elaboración, utilizaremos puré de patatas en copos, una magnífica alternativa para incluir la patata en tu dieta y ahorrar tiempo en los fogones, ya que su preparación es realmente sencilla. ¡Aprende cómo hacerlo paso a paso!

Como puedes ver, este pastel de patata y carne picada es una receta de lo más simple pero, como te animamos a comprobar por ti mismo, resulta un bocado delicioso. ¿Eres principiante en la cocina y te gustaría conocer algunos trucos y consejos útiles para su elaboración? ¡Sigue leyendo y descubre los consejos de nuestros chefs expertos!

Respecto al puré de patatas, ¿cómo podemos evitar que queden grumos y conseguir una textura uniforme? Una vez el agua y la leche usados como base para esta receta hayan llegado a su punto de ebullición, retira la mezcla del fuego antes de verter los copos de puré y proceder a mezclar, removiendo con energía hasta que queden bien integrados.

Para el pastel de patata y carne picada que te proponemos en esta receta, lo ideal es que el puré de patatas tenga una textura consistente. Siguiendo las proporciones indicadas por el fabricante, no tendrás problemas para conseguirlo, pero, si el resultado no es el esperado, también existen algunos pequeños trucos para corregirlo. Si el puré de patatas ha quedado demasiado líquido, solo necesitas calentarlo de nuevo y añadir algunos copos más, para que la mezcla adquiera más cuerpo. Si, por el contrario, el puré te parece demasiado contundente, solo tienes que añadir un poco más de leche y volver a remover.

En cuanto a la carne, ¿cuál es el corte más indicado para este tipo de recetas? La falda de ternera es una elección fantástica para este pastel de patata y carne picada, jugosa y con un precio muy asequible. Para facilitar el trabajo, pídele a tu carnicero que pase por la picadora el corte elegido y después, solo tendrás que aderezarla en casa con tus especias preferidas.

Además, aunque en esta ocasión hemos optado por la ternera, el pastel de patatas y carne picada supone un excelente ejemplo de receta de aprovechamiento, con la que sacar partido a las sobras, como la carne de cocido, o los ingredientes que tengas a mano en ese momento. Aquí te invitamos a acompañar la carne y el puré de patatas con zanahorias, cebolla, champiñones y tomate, pero siempre puedes enriquecer esta receta incorporando al sofrito todo tipo de verduras, como pimiento, calabacín o espinacas.

Y si te apetece darle un punto más cremoso y un toque extra de sabor, ¡prueba a añadir un poco de queso rallado! Antes de meter tu pastel de patata y carne picada en el horno, espolvorea el queso sobre el puré de patatas y conseguirás un gratinado mucho más dorado y crujiente.