Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Albóndigas con tomate y verduras

Albóndigas con tomate y verduras
Receta de Solís
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

94

votos
Fácil 4-6
personas
10 min.
de preparación
30 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

Las albóndigas son una receta tan popular en todo el mundo que incluso existe el Día Internacional de las Albóndigas, que se celebra cada 9 de marzo. Cada país y cada región tiene su propia forma de prepararlas pero para rendir homenaje a este plato, en Nestlé Cocina te proponemos preparar una de sus variantes más tradicionales: las albóndigas con tomate y verduras. Y no te preocupes porque los pasos de esta receta de albóndigas con verduras y tomate es muy fácil.

Si bien hoy en día las albóndigas se han convertido en un plato internacional, sus orígenes se encuentran en la gastronomía árabe, aunque también existen recetas muy similares en la cocina de la antigua Asiria y Roma. De hecho, su nombre procede del vocablo árabe “al-bunduqa”, que hace referencia a su forma pequeña y redondeada. Esta manera de preparar la carne se extendió rápidamente a Europa, donde encontramos variantes como las “polpette” italianas, las”köttbullar” suecas o los “frikadeller”, típicos de Alemania y Dinamarca.

En España también encontramos muchas recetas tradicionales donde estas jugosas bolitas de carne son las protagonistas, como las albóndigas con tomate o a la jardinera. Como comprobarás tú mismo si te animas con esta receta, a pesar de ser un plato centenario, estas albóndigas con tomate están tan buenas que merecen seguir ocupando un lugar en nuestras mesas durante muchos siglos más. Y ahora, ¿quieres descubrir cómo preparar las albóndigas con verduras salteadas?



¿Quieres algunos consejos para bordar estas albóndigas con tomate y verduras? Este plato, sabroso y muy completo, es una preparación básica que todo buen cocinero debería conocer que además, puede resultar muy entretenido de hacer. Si te gusta relajarte dando rienda suelta a tus habilidades culinarias, ¡seguro que esta receta de albóndigas con verduras salteadas te encantará!

Por supuesto, una de las claves para lograr unas albóndigas de sobresaliente es utilizar carne de calidad. Para estas albóndigas con tomate nos hemos decantado por la carne mixta, mezclando carne de ternera y de cerdo, pero si te gusta esta receta de albóndigas en salsa también puedes probar con pollo, pavo o incluso con pescado. Sea cual sea tu opción, siempre es recomendable usar carne picada en el momento por tu carnicero, mejor que congelada. No dejes de seguir nuestros consejos para que estas albóndigas con verduras y tomate te salgan de 10.

Para que tus albóndigas con tomate queden bien jugosas, añadiremos a la carne un poco de pan y pan sin corteza o miga de pan, lo que nos ayudará a que la mezcla sea más manejable y sea más fácil darles esa forma redondeada que las caracteriza. Algunas recetas también añaden una yema de huevo para darle más consistencia a la mezcla y evitar que se deshagan al cocinarse. Para darle forma a las albóndigas, lo mejor es hacerlo a mano, con paciencia y mimo. Te aseguramos que el proceso no es difícil así que, ¡incluso los niños pueden ayudar! Para terminar la receta de albóndigas con verduras de hoy, rebozaremos las albóndigas en harina, lo que ayudará a que no se peguen en la sartén al freírlas.

Como toque final, añadiremos la salsa de tomate, un condimento aparentemente sencillo detrás del que se esconde una fórmula compleja, que puede incluir multitud de especias y hierbas aromáticas. Si te apetece darle un toque personal a estas albóndigas con tomate y verduras, las especias como la nuez moscada, el azafrán o el pimentón y las hierbas aromáticas como el orégano, la albahaca, el perejil o el tomillo combinan muy bien con este tipo de salsa. Además de realzar su sabor, también brindarán a este plato un toque de frescura que lo convertirán en un bocado aún más delicioso.

Estas albóndigas con verduras y tomate son una propuesta culinaria que encantará a los amantes de la cocina tradicional pero, si te ha gustado este plato, en Nestlé Cocina puedes encontrar otras muchas recetas de albóndigas de lo más apetecibles, como albóndigas al curry, albóndigas de pavo con salsa de yogur, albóndigas a la crema, en brochetas.. Y para los vegetarianos, ¿qué tal unas albóndigas vegetales a la menta, con salsa de mostaza y miel o con salsa agridulce? Como ves, ¡hay opciones para todos los gustos! Empieza ahora por esta receta de albóndigas con verduras salteadas y tomate riquísimas.

Sabías que...

El tomate que sirve de base para la salsa de estas albóndigas con tomate es un fruto que se introdujo en Europa desde México, pero ¿sabías que en realidad es oriundo de la región de los Andes? Hoy en día el cultivo del tomate se ha extendido a todo el mundo, pero, tras su llegada al continente europeo, fue acogido con cierto recelo ya que se relacionaba erróneamente con algunas plantas venenosas.

Si bien el consumo de tomate fue aumentando con los años, existe un hito fundamental en su historia, que catapultó su popularidad: la aparición de la primera receta de salsa de tomate, en el siglo XVII. Esta salsa tradicional se reveló como un condimento excelente para aderezar pastas, pescados y carnes, tal y como te invitamos a comprobar con esta receta de albóndigas con tomate.

Sin duda, una de las razones que ha ayudado a esta salsa a conquistar a los paladares del mundo entero, además de su riquísimo sabor, es la sencillez de su elaboración. ¿Te gustaría aprender a preparar tu propia salsa de tomate casera? En el blog de Nestlé Cocina te explicamos cómo hacer tomate frito, paso a paso, para que siempre te salga bien y además, ¡en un tiempo récord!

  • Una de las opciones más cómodas es usar tomate natural triturado o una lata de tomate frito ya preparado, a la que luego podemos dar nuestro toque personal añadiendo cebolla, ajo o cualquier otra verdura u hortaliza que te guste, hierbas aromáticas como la albahaca o el orégano, especias...

  • Si quieres una salsa más ligera, también puedes optar por tomate frito sin azúcar ni sal, para hacer tus platos aún más saludables. ¡Tú decides cómo quieres disfrutar de esta receta magistral!



¿Te gustaría descubrir más secretos y curiosidades del tomate frito? ¿Cómo podemos sacarle partido en la cocina? En nuestro blog podrás conocer muchos más datos interesantes sobre su historia, su proceso de fabricación a nivel industrial o sus extensas aplicaciones culinarias.