Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Arroz con pollo y tomate

Arroz con pollo y tomate
Receta de Solís
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

88

votos
Fácil 10-12
personas
10 min.
de preparación
20 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

¿Quieres preparar una comida rápida, fácil y capaz de contentar a toda la familia? El arroz con pollo es una de las preparaciones básicas que debería figurar en el recetario de todo buen cocinero, perfecta como plato único ya que resulta muy completo y equilibrado y además, ¡también está riquísimo!

En España, podemos presumir de ser verdaderos maestros cocinando con arroz, con platos tan famosos como la paella, aplaudida en todo el mundo, pero también el arroz negro, el arroz caldoso o a la cazuela, arroz con bogavante, arroz a banda, arroz con costra, a la cubana... El arroz con pollo también es una receta muy popular en nuestra gastronomía tradicional, con diferentes variantes, a cual más deliciosa, ya que cada región cuenta con su propia manera de prepararlo y darle un estilo propio.

¿Quieres aprender el truco para que el arroz te quede siempre perfecto? ¿Cómo podemos evitar que se nos pase o se pegue? ¿Qué tipos de arroz podemos utilizar para este plato? Después de conocer cómo elaborar esta receta, paso por paso, también podrás encontrar algunos consejos y recomendaciones de nuestros cocineros expertos para que este arroz con pollo te quede siempre en su punto ideal, jugoso y lleno de sabor.

¿Sabías que el arroz es el segundo cereal más producido a nivel mundial, solo superado por el maíz? Este producto es básico en la gastronomía de muchos países del mundo, con especial importancia en el continente asiático, desde China a la India, Japón, Corea, Tailandia o Indonesia, por nombrar solo algunos. En Latinoamérica, este plato también es muy popular dentro de la cocina peruana, con platos como el arroz chaufa. Sin embargo, en esta ocasión, te invitamos a preparar un arroz con pollo al estilo español, acompañado con verduras, vino blanco y salsa de tomate, que darán a este plato un sabor realmente delicioso.

Si eres principiante en la cocina y buscas recetas fáciles para entrenar tus habilidades, ¡preparar este arroz con pollo es una forma perfecta para empezar! El arroz es un cereal con infinidad de usos culinarios, con el que puedes preparar platos tan sencillos como un arroz a la cubana a propuestas más elaboradas, como este arroz con pollo, ideal para una comida o una cena ligera, pero también muy nutritiva.

¿Qué variedades de arroz resultan más indicadas para este plato? En el mundo podemos encontrar cerca de 10.000 variedades de este cereal. En Japón y Corea, por ejemplo, el más habitual es el arroz de grano corto, ideal para platos como el sushi. En China, India o Estados Unidos, sin embargo, suele usarse arroz de grano largo. Dentro de la cocina española y latinoamericana, la variedad estrella es el arroz de grano medio, como el arroz bomba, fantástico para la elaboración de recetas como la paella valenciana, el risotto italiano o este rico arroz con pollo casero. Además, también tenemos el arroz integral, que conserva el germen interior y el salvado que lo envuelve.

Una vez en la cocina, ¿cuáles son las claves para preparar correctamente este cereal? En primer lugar, te recomendamos cocerlo en una olla o una cazuela de fondo grueso, para que el calor se distribuya de forma uniforme y el arroz no se pegue.

Otra duda habitual que suele presentarse cuando cocinamos con arroz es: ¿cuánta cantidad de agua necesito? Para el arroz bomba, lo habitual es utilizar una medida y media de agua por cada medida de arroz, aunque algunos cocineros aconsejan elevar esta proporción hasta dos medidas de arroz. Para este arroz con pollo, en vez de agua, también podemos utilizar caldo de verduras o pescado, respetando las mismas proporciones.

En cuanto al tiempo de cocción, deja el fuego fuerte durante los primeros minutos hasta que el caldo empiece a burbujear y después bájalo a media potencia, hasta que veas que el agua casi se ha consumido y queden pequeños agujeros en el arroz. Finalmente, no olvides dejar reposar el arroz con pollo con la cazuela tapada durante unos minutos y, ¡listo para servir!