Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Batido de mango

Batido de mango
Receta de La Lechera
Postres en 5 minutos
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

31

votos
Fácil 4-6
personas
5 min.
de preparación

Qué me aporta esta receta...

¿Qué te parece darle a tu cocina un toque tropical? Este batido de mango representa una opción exquisita y muy refrescante para la hora del postre o para una merienda o un desayuno de lujo. Esta fruta de la familia de las Anacardiáceas, también conocida como “melocotón de los Trópicos” está considerada una de las frutas tropicales más finas. Con esta receta, te enseñamos cómo sacarle el máximo partido a su sabor, ¡en solo cinco minutos!

Originario de la India y la región de Burma, en las laderas del Himalaya, actualmente el cultivo de esta fruta se ha extendido a muchos países del mundo, con México como principal exportador. En España, las provincias de Málaga y Granada o las Islas Canarias también se han convertido en zonas productoras destacadas, gracias a su microclima tropical.

Con este batido de mango, te invitamos a disfrutar de su sabor y aroma incomparables, con una receta muy sencilla, asequible incluso para los cocineros más novatos. Porque, ¿quién dijo que para conseguir un sabor de cinco estrellas hay que pasarse todo el día a los fogones?

Si quieres sorprender a tus hijos o estás preparando el menú de una comida especial, ¡anímate con este batido de mango!

Una vez que lo pruebes, este batido de mango te cautivará por su sabor y su textura suave, cremosa y delicada, pero ¿te gustaría saber que te aporta desde el punto de vista nutricional? Los batidos de fruta son auténticos cócteles de vitaminas, repletos de beneficios. El mango es rico en vitaminas A y C, con propiedades antioxidantes, y minerales como el magnesio. Si no toleras los cítricos, esta fruta tropical es una alternativa ideal para aumentar tu ingesta de vitamina C.

Por otra parte, el mango también contiene una proporción importante de hidratos de carbono, por lo que se trata de una fruta con un valor calórico alto. También contiene fibra y magnesio, lo que le confieren un efecto laxante muy suave. Gracias a estas fabulosas propiedades, su consumo resulta especialmente recomendable para los niños, personas mayores, deportistas o mujeres embarazadas o lactantes.

Esta fruta resulta deliciosa al natural, pero sus aplicaciones culinarias son inmensas. Su sabor fresco y dulce la convierte en un ingrediente fantástico para la preparación de todo tipo de postres, como este batido de mango, pero también para aderezar ensaladas o como guarnición para platos de carne o pescado.

¿Cuál es la mejor estación para consumir esta fruta? El momento de la cosecha es diferente en cada región, por lo que el mango está disponible en el mercado durante todo el año. No obstante, si te decantas por variedades españolas, como el mango Mulgoba, Amini o Pairi, la temporada invernal representa su momento óptimo de consumo. Dentro de las variedades más populares también destacan los mangos indios, indochinos y filipinos, de sabor muy dulce, o los mangos de Florida, con variedades como la Haden.

¿Cómo podemos reconocer un mango de calidad? Esta fruta tiene una textura carnosa, flexible al tacto, pero sin llegar a hundirse si los presionas con el dedo. Si está demasiado verde, solo tienes que dejarlo a temperatura ambiente durante unos días para que madure.

Para este batido de mango, te recomendamos usar mangos maduros, más fáciles de triturar. Para hacer este proceso más sencillo, haz dos cortes longitudinales en la fruta, dejando el hueso en el centro. Luego, realiza cortes en forma de zig-zag en cada una de las mitades y presiona la cáscara hacia fuera. Así, la carne se desprenderá de forma más limpia de la piel.

Para degustar en toda su plenitud los delicados matices de este batido de mango, te recomendamos servirlo muy frío. Una vez preparado, mantenlo en el frigorífico hasta el momento de servir o añade unos cubitos de hielo justo antes de llevarlo a la mesa.

También puedes añadir unas rodajas de mango para decorar, unas virutas de chocolate o un toque de caramelo o chocolate líquido. Después, solo queda disfrutar de este batido rico y natural, ¡con todo el sabor del Trópico!