Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Batido de sandía y frutas

Batido de sandía y frutas
Receta de La Lechera
Postres en 5 minutos
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

18

votos
Fácil 4-6
personas
5 min.
de preparación

Qué me aporta esta receta...

¿Buscas recetas de postres rápidos y fáciles de hacer en casa? Este batido de sandía y frutas es una propuesta de lo más refrescante, fabulosa para los meses de verano, que puedes preparar en tan solo cinco minutos. Si te apetece una merienda deliciosa o un postre ligero o has decidido empezar el día a lo grande con un desayuno de lujo, ¡anímate a probarlo y date un capricho!

Las frutas siempre representan una buena elección para la hora del postre, saludables, bajas en calorías y con una enorme variedad entre la que elegir. Con este batido de sandía, melón y frutas, te invitamos a descubrir las posibilidades culinarias de una de dos de las frutas más deliciosas del verano, incomparables por su carne jugosa y su sabor refrescante, y aprovechar las ventajas de los productos frescos de temporada.

¿Quieres descubrir cómo reconocer una sandía de buena calidad en tu frutería? ¿Qué variedades resultan más adecuadas para este batido de sandía? ¿Qué tipo de recetas podemos elaborar con ella? Más abajo, te contamos todo lo que necesitas saber para disfrutar del sabor de esta fruta de verano en toda su plenitud, con algunas sugerencias de presentación para darle a tu batido de sandía el toque final perfecto.

Jugosas, frescas y ligeras, las frutas como la sandía o el melón son una opción excelente para disfrutar de los sabores que nos regala la temporada estival, ya sea al natural o en postres tan deliciosos como el batido de sandía que te proponemos en esta receta. Las sandías crecen durante la primavera y su momento óptimo de consumo se sitúa entre junio y septiembre. El melón se recolecta un poco más tarde, a partir de julio.

El alto contenido en agua de la sandía, que representa más del 95% de su composición, y su sabor refrescante la convierten en una fruta ideal para preparar postres fríos, como zumos, helados, sorbetes o batidos. Para este batido de sandía te proponemos una combinación realmente exquisita, añadiendo también pera, manzana y melón, otra de las grandes estrellas de la temporada estival.

La sandía, también conocida como melón de agua o melancia, es una fruta originaria del África tropical, que ya se consumía en el Valle del Nilo hace 3.500 años, tal y como demuestran muchos jeroglíficos del antiguo Egipto. Los árabes extendieron su cultivo a lo largo de toda la cuenca mediterránea y siglos más tarde, viajaría con los conquistadores europeos al continente americano.

Existen más de cincuenta variedades de sandía, aunque básicamente, podemos diferenciar dos categorías principales: las sandías diploides, con semillas negras, y las sandías triploides, de cultivo más reciente, con semillas blancas y tiernas, que apenas se aprecian al comer, por lo que se conocen popularmente como sandías sin semillas. Para este batido de sandía te recomendamos usar esta segunda clase, ya que resulta mucho más agradable al paladar.

A la hora de acudir a tu frutería, ¿cómo podemos saber si una sandía está madura? Si observas su cáscara, podrás apreciar una mancha más clara que indica la zona que ha estado en contacto con el suelo mientras maduraba. Cuando las sandías se recogen en su mejor momento, esta mancha es de color amarillo o cremoso. Si el tono de esta zona es blanco o verdoso, es un indicio de que la fruta se ha recogido antes de tiempo y su sabor resultará más insípido. Otra método tradicional para saber si una sandía está en su punto es golpearla con los dedos, comprobando si suena a hueco.

Para preparar este rico batido de sandía, solo tienes que mezclar la leche condensada con agua fría, para reducir su densidad, añadir las frutas y triturar la mezcla hasta conseguir una textura espumosa y ligera. Y como toque final, ¡un toque de menta para realzar su frescura! ¡Delicioso!