Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Bizcocho de yogur

Bizcocho de yogur
Receta de La Lechera
Postres en 5 minutos
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

118

votos
Fácil 8-10
personas
5 min.
de preparación
40 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

Suaves y esponjosos, los bizcochos son uno de esos dulces que no podían faltar en los desayunos y las meriendas de nuestra infancia. Con recetas tan fáciles y rápidas como este bizcocho de yogur, en Nestlé Cocina queremos invitarte a recordar el sabor incomparable de estos tiernos bocados, con una receta que nunca falla y además, ¡puedes preparar en tan solo cinco minutos¡ ¿Difícil de creer? ¡Pues sigue leyendo y descubre esta deliciosa propuesta!

El bizcocho de yogur es una de las primeras recetas que suele aprender cualquier repostero novato. Gracias a su particular sistema de medidas, usando el vasito del yogur como referencia, con esta receta es imposible equivocarse y el resultado es, simplemente, perfecto. Si estás buscando ideas fáciles para preparar tus propios dulces caseros, ¡te aseguramos que este bizcocho de yogur nunca defrauda!

En cuanto a sus ingredientes, en esta receta de bizcocho de yogur, además de huevos, harina y levadura, también usaremos aceite de girasol en vez de mantequilla y leche condensada , para brindarle un punto más dulce.

Si te gustan este tipo de postres tradicionales, más abajo encontrarás algunos trucos para que tus bizcochos te queden siempre para chuparse los dedos, además de varias buenas ideas para darle a este bizcocho de yogur básico tu toque personal.

Como ves, la repostería tradicional no exige ingredientes rebuscados ni implica dominar técnicas culinarias avanzadas. En realidad, en cualquiera de las muchas y deliciosas recetas que nos ofrece solo existen dos ingredientes indispensables: ¡las ganas y la paciencia! Si todavía no has probado a preparar tus propios postres y dulces caseros, este bizcocho de yogur es una propuesta ideal para comenzar. Después de probar lo rico que está, ¡seguro que querrás seguir practicando y descubriendo nuevas recetas!

El método de elaboración del bizcocho de yogur es realmente fácil: por cada medida de yogur, usaremos una medida de aceite, otra de leche condensada y tres de harina, además de huevos y levadura en polvo. Si bien no figura entre los ingredientes clásicos de la repostería tradicional española, la leche condensada si es habitual en muchos postres de América Latina, que podemos utilizar como alternativa al azúcar.

Una vez metidos en faena, ¡aquí tienes algunos consejos de nuestros maestros pasteleros para asegurarte un resultado sobresaliente! El tamizado de la harina, por ejemplo, es un paso clave para lograr un bizcocho de yogur esponjoso. Este proceso nos permitirá añadir aire a la mezcla y obtener una textura más ligera y uniforme durante el horneado. Para preservar al máximo este aire, la harina suele añadirse siempre al final y mezclarse con movimientos suaves, sin batir demasiado.

En cuanto al horneado, lo cierto es que, ya que cada horno es diferente, acertar con el tiempo justo puede requerir un par de intentos pero, una vez que le cojas el truco, no tendrás ningún problema. No obstante, observar el progreso de tu bizcocho de yogur puede darte algunas pistas útiles para saber si la temperatura es adecuada. Si el bizcocho se hunde en el centro, quiere decir que la temperatura de cocción es demasiado baja. Si, por el contrario, observamos que la parte central se hincha en exceso, podrás deducir que tu horno está demasiado caliente.

¿Eres vegano o vegetariano, pero no quieres quedarte sin probar este bizcocho de yogur? Esta receta también quedará deliciosa si prefieres usar harina integral, de maíz, de castañas o de almendra y sustituir la leche condensada por edulcorantes naturales como la miel, la panela, el azúcar de coco o el jarabe de arce.

Además, si ya tienes dominado el bizcocho de yogur básico y te apetece darle un toque todavía más delicioso, puedes probar a añadirle trocitos de frutas -el plátano, por ejemplo, va genial para esta receta-, frutos secos, ralladura de limón o de naranja para aromatizar o un chorrito de licor. Y para los más golosos, ¿qué tal si lo aderezamos también con un toque de cacao en polvo o lo vestimos de fiesta, con una cobertura de chocolate glaseado? ¡Descubre nuestras propuestas en el blog de Nestlé Cocina y disfruta de este dulce capricho!