Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Merluza en salsa

Merluza en salsa
Receta de Ideal
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

22

votos
Fácil 4
personas
20 min.
de preparación
40 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

A pesar de sus excelentes propiedades nutricionales y su delicioso sabor, comer pescado sigue siendo una asignatura pendiente para muchos españoles, principalmente por la falta de conocimientos para cocinarlo. Si ese es tu caso, con esta merluza en salsa tienes la oportunidad de aprender a disfrutar de los productos del mar, con una receta perfecta para entonarnos ahora que llega el otoño.

La merluza en salsa a la cazuela es una receta ideal para degustar este pescado blanco, con una carne muy baja en grasas y un sabor más suave que los pescados azules, como la sardina o el atún. Dentro de la gastronomía española, la merluza en salsa verde, a la marinera o a la vizcaína, por ejemplo, son algunas de las propuestas estrella del recetario tradicional en las que este pescado es el gran protagonista. Sin embargo, ¡este plato ofrece muchas más posibilidades!

En esta receta, en Nestlé Cocina te invitamos a degustar una rica merluza en salsa con verduras de temporada y gambas, aderezada con un majado de ajos, avellanas, pan tostado y azafrán. Para la salsa, utilizaremos leche evaporada, una fantástica alternativa a la nata para preparar salsas cremosas, pero también más ligeras. ¡Te aseguramos que el resultado final es tan delicioso que resultará imposible resistirse a rebañar el plato!

La merluza es uno de los pescados favoritos de los españoles, junto al bacalao y el salmón, según datos del último Informe Anual sobre el Consumo Alimentario publicado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Este pescado blanco es muy apreciado en la cocina tradicional, delicioso tanto a la plancha o al vapor como al horno o en recetas a la cazuela, como la rica merluza en salsa que te enseñamos a preparar en esta receta.

El Mar Mediterráneo y el Cantábrico son dos de los hábitats destacados en los que podemos encontrar este pescado de la familia de los gádidos, que también está presente en el Océano Atlántico y en el Pacífico. En España, la variedad más habitual es la merluza europea, fantástica para la elaboración de guisos a la cazuela como esta merluza en salsa por su carne compacta y magra, con un porcentaje de grasa inferior al 2%, y su sabor suave y delicado.

¿Sabías que este pescado recibe diferentes nombres según su peso? La merluza es una denominación reservada para pescados con pesos superiores a 7 kilos. Los pescados de menor tamaño, con un peso inferior a 200 gramos, reciben el nombre de pijota. Cuando su peso oscila entre el medio kilo y el kilo y medio, esta especie se conoce como pescadilla, dentro de la que también podemos encontrar diferentes variedades, como la pescadilla fina.

Para preparar esta merluza en salsa, pide a tu pescadero que te prepare la merluza en lomos, eliminando la piel y las espinas. La carne de este pescado requiere de tiempos de cocción bastante cortos. Si las cocinas a la cazuela o en la sartén, serán suficientes diez minutos para que la carne alcance su punto perfecto. Por esta razón, esperaremos a añadirla hasta el último momento, para que la carne se mantenga bien jugosa.

Más allá de las fabulosas cualidades de este pescado blanco, esta merluza en salsa resulta un plato irresistible por su magnífica combinación de sabores, capaz de aunar lo mejor del mar y de la tierra usando verduras de temporada, como la cebolla, el pimiento verde o los guisantes. Otro de los secretos de esta salsa irresistible es el majado de ajos fritos, avellanas, pan tostado y azafrán.

Esta mezcla potenciará el sabor del pescado, añadirá consistencia a la salsa y un punto crujiente, gracias a los frutos secos triturados. También usaremos una hoja de laurel, una hierba aromática ideal para este tipo de guisos a la cazuela, y leche evaporada, para lograr una salsa suave y cremosa. Después, ¡solo queda sentarse a la mesa y disfrutarlo!