Bacalao con tomate

Bacalao con tomate
Receta de Solís
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

23

votos
Fácil 4
personas
15 min.
de preparación
25 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

Planificar nuestros menús semanales puede resultar una tarea ardua, sobre todo si no nos sentimos inspirados. Pues, ¡que no cunda el pánico! Este bacalao con tomate es una receta tradicional perfecta para cualquier ocasión, que hará que incluso los más reacios a comer pescado pidan repetir y acaben rebañando el plato.

Además, si comes fuera de casa o tu pausa del mediodía no te deja tiempo para cocinar, el bacalao con tomate es uno de estos platos que, para muchos, está incluso más rico de un día para otro. Si lo preparas la víspera, solo tienes que conservarlo en la nevera y calentarlo unos minutos cuando llegue el momento de servirlo. Verás como, después de esas horas de reposo, la salsa ha ganado densidad y sus aromas y sabores se intensifican. El resultado final del bacalao con tomate será espectacular.

Eso sí, si tienes tiempo libre o simplemente quieres relajarte dedicando un rato a cocinar una comida o una cena deliciosa, no puedes dejar pasar la oportunidad de probar este bacalao con tomate recién hecho. ¿No tienes mucha experiencia cocinando pescado? ¿Te gustaría adentrarte en el mundo de las recetas con bacalao pero todavía eres profano en el mundo de los fogones? Después de explicarte esta receta de bacalao con tomate, paso a paso, también encontrarás trucos y consejos útiles para conseguir un resultado sobresaliente.

El bacalao con tomate es una receta típica de la Cuaresma, con la que seguro que respetar la tradición de no comer carne resulta mucho más fácil de llevar. Esta receta tradicional es una de esas propuestas gastronómicas que asombran por su sencillez, básicas tanto en cuanto a su técnica de elaboración como en su selección de ingredientes. Sin embargo, si te animas a preparar bacalao con tomate en casa, ¡comprobarás que el resultado es absolutamente espectacular!

¿Te cuesta comer pescado? Para muchos consumidores, la principal dificultad para incluir estos saludables productos del mar en su dieta es la falta de conocimientos y experiencia para cocinarlos. Si este es tu caso, con esta receta te proponemos una forma fantástica para disfrutarlo, con ese toque único de la cocina de nuestras abuelas. Ante este rico bacalao con tomate, resulta difícil resistirse a mojar el pan y dejar el plato limpio, porque su salsa es un auténtico deleite.

Este plato es muy típico de las regiones del norte de España, especialmente en Cantabria y País Vasco, con especialidades tan famosas como el bacalao a la vizcaína. Este pescado se introdujo en la Península Ibérica en torno al siglo X, gracias al comercio de los pueblos vikingos con los lusitanos. Después, los pescadores españoles también viajarían hasta el Mar del Norte, las costas islandesas o Terranova en busca de este pequeño tesoro del mar.

El bacalao en salazón es una de las formas más antiguas de conservar este pescado, que lo hacía capaz de resistir largas travesías por mar. Actualmente, este formato sigue siendo muy popular, perfecto para recetas como este bacalao con tomate. Antes de cocinarlo, solo tienes que desalar los lomos de bacalao durante 48 horas, cambiando el agua varias veces, para que alcance el punto de sal perfecto.

El curado en salazón aumenta el contenido en grasa de este pescado, por lo que esta variedad se considera pescado azul mientras que el bacalao fresco se encuadra dentro de la categoría de pescados blancos. Para el bacalao con tomate, te recomendamos optar por bacalao en salazón o comprarlo ya desalado, para hacerlo todavía más cómodo.

A la hora de cocinarlo, ten en cuenta que el bacalao es un pescado que se hace muy rápido, por lo que es importante controlar la temperatura del fuego. Para este bacalao con tomate, con cinco minutos por cada cara a fuego fuerte será suficiente para que quede jugoso y dorado. Después, solo tendrás que añadir la salsa y dejar reposar unos minutos antes de servir este increíble bacalao con tomate.