Churros de patata

Churros de patata
Receta de Maggi
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

25

votos
Fácil 4-6
personas
10 min.
de preparación
15 min.
de cocción
Vegetariano

Qué me aporta esta receta...

¿Crees que la gastronomía creativa es un ámbito reservado a los grandes chefs? En Nestlé Cocina queremos demostrarte que la cocina es un placer del que todos pueden disfrutar, con recetas tan originales, ricas y divertidas como estos churros de patata. Si estás buscando ideas para preparar un menú especial para un cumpleaños o una fiesta con amigos, ¡con esta receta acertarás seguro!

Los churros son un acompañamiento tradicional en los desayunos españoles, ya sea con café o con un delicioso chocolate caliente. Estos dulces bocados nos recuerdan a la repostería de nuestras abuelas, que alegraban los desayunos y meriendas de nuestra infancia. Con estos churros de patata, te proponemos una reinterpretación de lo más imaginativa de esta receta clásica, para reconvertirla en un riquísimo aperitivo salado.

Para su elaboración, solo necesitas contar con un producto tan básico en cualquier despensa como el puré de patatas en copos, increíblemente versátil en cuanto a sus usos gastronómicos se refiere. También usaremos harina, agua y sal, como en la receta clásica, y aceite de girasol para freírlos y dar a nuestros churros de patata ese acabado dorado y crujiente tan característico, ¡pero con un sabor totalmente innovador! ¿Te animas a ponerte el delantal y pasar un rato divertido en la cocina?

La gastronomía constituye un universo fascinante, que se renueva constantemente con nuevos sabores, combinaciones y formas de presentación. Tal y como te demostramos con estos churros de patata, no es necesario ser un experto en cocina molecular o disponer de habilidades avanzadas para conseguirlo. ¡Seguro que no imaginabas que con un producto tan habitual en nuestras cocinas como el puré de patatas podías conseguir propuestas tan vistosas como ésta!

Como ves, el proceso para la elaboración de estos ricos churros de patata sigue básicamente los mismos pasos que para los churros dulces tradicionales aunque, en vez de la masa de harina, agua y sal, aprovecha la versatilidad del puré en copos, muy fácil de preparar y trabajar.

¿Estás empezando a descubrir el mundo culinario y solo cuentas con nociones básicas? Estos churros de patata pueden ser una receta perfecta para descubrir que, con ganas y un poco de paciencia, preparar un plato delicioso es mucho más fácil de lo que imaginas. El puré de patatas es una preparación que todo cocinero principiante debería conocer, ya que te será útil para infinidad de recetas. Además de ser perfecto como guarnición para carnes o pescados, también podemos emplearlo para elaborar unas deliciosas croquetas de patata, por ejemplo, o incluso una jugosa tortilla.

Para preparar el puré solo tienes que calentar leche o agua, al gusto, siguiendo las proporciones indicadas por el fabricante. Cuando ésta alcance la temperatura adecuada, retiras el recipiente del fuego para añadir el puré y remueve la mezcla, hasta lograr la textura deseada. También puedes añadir una yema de huevo o un poco de mantequilla, para darle un punto más jugoso.

Estos churros de patata lucen tan parecidos a los churros dulces que, antes de probarlos, seguro que nadie será capaz de notar la diferencia. Su característica forma estrellada no es solo cuestión de estética. Los churros se fríen en aceite muy caliente, vertiendo la masa directamente sobre la sartén para crear una gran rosca en forma de espiral. Al calentarse, la masa aumenta de volumen rápidamente. La forma de estrella permite sellar la masa y evitar que esta se expanda al crecer.

¿Cuál es la clave para lograr la fantástica presentación que hace tan atractivos a estos churros de patata? Al igual que para la receta tradicional, lo ideal es utilizar una churrera pero, si este utensilio no figura dentro de tu equipamiento de cocina, ¡no te preocupes! En su lugar, también puedes utilizar una manga pastelera con una boquilla rizada. Solo hay que tener un poco de paciencia para ir dando forma a tus churros de patata y freírlos con cuidado, para que no se rompan. Después, déjalos reposar sobre papel de cocina para eliminar el exceso de aceite, ¡y listos para llevar a la mesa!