Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Crema de calabaza

Crema de calabaza
Receta de Ideal
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

31

votos
Fácil 6-8
personas
10 min.
de preparación
35 min.
de cocción
Vegetariano

Qué me aporta esta receta...

¿Eres de los que piensan que las verduras son aburridas? Aunque comerlos en crudo siempre sea una buena opción, estos alimentos ofrecen muchas posibilidades culinarias más allá de las ensaladas, tal y como vamos a demostrarte con esta riquísima crema de calabaza. ¡Anímate a probarla y verás como hasta los más pequeños de la casa rebañan el plato!

Las cremas y purés de verduras son una opción excelente para aprovechar las ventajas de los productos de temporada y disfrutar del sabor de las verduras y hortalizas en su mejor momento. Con esta crema de calabaza, te lo ponemos realmente fácil para conseguirlo, ya que esta fruta cuenta tanto con variedades de invierno como de verano, por lo que es una receta perfecta para cualquier época del año.

Además de resultar una receta muy sencilla, totalmente asequible para cocineros principiantes, preparar esta crema de calabaza te llevará poco más de media hora así que, por muy poco tiempo que tengas para cocinar, resulta una alternativa perfecta para disfrutar de una buena comida o una cena casera.

Si te animas con esta receta, más abajo encontrarás algunas buenas ideas para darle a tu crema de calabaza el toque final perfecto y convertirla en un plato totalmente gourmet. Como ves, con propuestas como estas, ¡no hay excusa para comer bien!

¿Sabías que la calabaza ya formaba parte de la dieta de los antiguos incas y egipcios? Ciertamente, es imposible saber si la crema de calabaza ya era una receta presente en la gastronomía de estas antiguas civilizaciones, pero sí que existen evidencias de que su consumo ya era habitual en Oriente Medio, China y América Central desde hace más de 5.000 años.

Desde el punto de vista botánico, la calabaza, también denominada zapallo, es el fruto del calabacero, por lo que se trata de una fruta y no de una hortaliza. Sin embargo, al igual que ocurre con el tomate, estas frutas suelen encuadrarse dentro de la categoría de verduras y hortalizas ya que sus usos culinarios son muy similares. Existen infinidad de variedades, aunque entre las más cultivadas en España podemos destacar la Cucurbita máxima o calabaza común, y la Cucurbita moschata, también conocida como calabaza violín, cacahuete o Butternut, fantástica para recetas como esta crema de calabaza.

Como hemos comentado anteriormente, una de las características más interesantes de este vegetal es que cuenta tanto con variedades de invierno como de verano. De esta forma, sea cual sea la época del año, con esta crema de calabaza siempre podrás disfrutarla en su momento óptimo de consumo y sacar partido a los productos de temporada.

¿Qué variedades resultan más recomendables para preparar esta crema de calabaza? Además de la Cucurbita máxima, la típica calabaza de Halloween, para esta receta te recomendamos variedades con sabor dulce, como la calabaza Butternut o la Potimarron o Hokkaido, de origen japonés. La variedad Butternut resulta ideal para preparar cremas o recetas de repostería por su textura jugosa y su sabor dulce, con notas a frutos secos. Por su parte, la Hokkaido también destaca por su sabor intenso, que recuerda al de las castañas.

El sabor de estas calabazas de temporada resulta tan delicioso por sí solo que esta receta no necesita de demasiados aderezos, pero puedes adornarla con utilizando las propias pipas de la calabaza o añadiendo un poco de cebollino picado, que le dará un toque fresco, comino o nuez moscada, que también irá muy bien para realzar su sabor.

Si tienes niños en casa, seguro que el precioso color anaranjado de esta crema de calabaza ayudará a que les entre por los ojos, pero también puedes añadirle unos picatostes crujientes o un poco de queso rallado, una truco que nunca falla para convencer a los comensales infantiles reacios a las verduras.