Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Pasta vegana con salsa de calabaza

Pasta vegana con salsa de calabaza
Receta de Ideal
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

4

votos
Fácil 2
personas
10 min.
de preparación
30 min.
de cocción
Sin lactosa Vegano

Qué me aporta esta receta...

La dieta vegana está ganando cada vez más seguidores en las últimas décadas y lo cierto es que, con propuestas tan apetecibles como la pasta vegana que te presentamos a continuación, ¡a cualquiera le apetecería probarla! Este plato nutritivo, saludable y delicioso es un exponente perfecto de la riqueza de la gastronomía vegana así que, si te apetece conocerla un poco más, ¿por qué no te animas a hacerlo preparando esta receta?

La alimentación vegana está basada únicamente en alimentos de origen vegetal. A diferencia de los vegetarianos, que excluyen de su dieta la carne y el pescado, los veganos tampoco consumen huevos, miel, leche ni derivados lácteos. Si estás pensando en adoptar este tipo de dieta o, simplemente, te gustaría incluir recetas veganas en tus menús del día a día, esta pasta vegana con salsa de calabaza es una receta perfecta para veganos principiantes.

Los pasos a seguir para preparar esta pasta vegana son básicamente los mismos que con la pasta tradicional aunque, en vez de leche o nata para la salsa, utilizaremos una bebida vegetal de avena, que le dará ese toque cremoso tan típico de las salsa italianas tradicionales.

Si te animas con esta receta, más abajo encontrarás algunos trucos y consejos para que esta pasta vegana con salsa de calabaza te quede siempre de 10. Después de probarla, ¡seguro que repites!

Como puedes comprobar, esta pasta vegana con salsa de calabaza es una propuesta culinaria que no tiene nada que envidiar a los platos de pasta italiana clásicos, como la pasta carbonara o a la boloñesa. La pasta es un alimento elaborado con sémola de trigo, agua y sal por lo que, en principio, es totalmente apto para una dieta vegana pero, ¿conoces los diferentes tipos de pasta que existen? ¿Qué debemos tener en cuenta para prepararla? ¡Sigue leyendo y te contamos todo lo que necesitas saber para cocinarla como un experto!

Dependiendo de su tipo, su forma o su color podemos encontrar más de 300 variedades. En ocasiones, además de la sémola de trigo también se añaden otros ingredientes, para darle un color y un sabor diferente. También podemos encontrar pastas elaboradas con harina de maíz o de arroz. La pasta verde, por ejemplo, contiene espinacas, mientras que para la pasta roja se utiliza tomate, por lo que ambas resultan adecuadas para preparar esta pasta vegana.

Si la pasta tiene un color amarillo brillante, sin embargo, lo más probable es que se haya añadido huevo por lo que esta variedad quedaría excluida de una dieta vegana, aunque sí podrías utilizarla para recetas vegetarianas.

Dentro del mundo de la pasta, existen dos grupos principales: la pasta seca, como la que utilizamos en esta receta de pasta vegana con salsa de calabaza, y la pasta fresca. La pasta seca es el tipo más común, un ingrediente muy versátil desde el punto de vista culinario y también muy práctico, ya que se conserva durante meses sin problemas, por lo que es un básico que nunca debería faltar en tu despensa. La pasta fresca, sin embargo, tiene una caducidad mucho más breve, en torno a cuatro o cinco días.

La preparación de la pasta es muy fácil, por lo que no es extraño que sea una de las primeras recetas que aprendemos a cocinar. Sin embargo, como cualquier receta, siempre hay algunos trucos para asegurarte un resultado inmejorable. Si te animas a preparar esta pasta vegana, ¡aquí tienes algunos consejos!

Para cocer la pasta, los expertos recomiendan esperar a que el agua hierva antes de añadir la sal. Mientras se cuece, remueve la pasta de vez en cuando para asegurarte de que no se pega. En cuanto al tiempo de cocción, para lograr una pasta vegana “al dente”, al más puro estilo italiano, lo mejor es respetar los tiempos indicados por el fabricante.

En esta receta, te proponemos acompañar la pasta con una salsa de calabaza ligera pero, si prefieres las salsas con más cuerpo, solo tienes que añadir un poco de harina de maíz para espesarla. ¡Quedará deliciosa!