Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Salsas para ensaladas

Salsas para ensaladas

Repletas de vitaminas, minerales y otros muchos nutrientes beneficiosos, nadie duda de que las ensaladas son un plato de lo más saludable. Sin embargo, para muchos, las verduras y hortalizas en crudo pueden resultar un tanto sosas y aburridas. Si ese es tu caso ¡prueba a darles un poco de alegría con estas salsas para ensaladas!

Más allá del clásico aliño de aceite, vinagre y sal, existen multitud de formas de aportar a estos platos ese punto extra de sabor que necesitas para que, además de sanas y equilibradas, también resulten deliciosas para tu paladar. Las salsas para ensaladas que encontrarás a continuación te enseñarán cómo sacarle el máximo partido a estas recetas vegetales, realzando su sabor y su frescura.

Dentro de las salsas para ensaladas más famosas de la gastronomía internacional figuran, por ejemplo, la mayonesa, con su infinidad de variantes, como la salsa rosa o la salsa tártara, o la salsa césar, con ese característico punto salado de las anchoas y la salsa inglesa, que ha convertido a la ensalada homónima en una de las más conocidas del mundo.

La salsa de queso es otro acompañamiento ideal para los platos a base de verduras y hortalizas frescas, con tantas variantes como tipos de queso, desde los más suaves a los más curados. Estas salsas para ensaladas son perfectas para principiantes, ya que son muy sencillas de preparar, y además, pueden servirse tanto en frío como en caliente. Además, las salsas de queso constituyen un contrapunto perfecto para verduras de sabor fuerte o amargo, como las endibias o la escarola.

Si te gustan las salsas para ensaladas cremosas, también te encantarán las elaboradas a base de yogur, como el ‘tzatziki’, típico de la cocina griega o turca, o la salsa agridulce, una auténtica obra maestra culinaria tradicional en la gastronomía de muchos países asiáticos, capaz de combinar sabores ácidos, dulces y agrios, en perfecta armonía.

Por supuesto, dentro de los aliños clásicos tampoco podemos olvidar a las vinagretas. Más allá de sus ingredientes básicos -vinagre, aceite de oliva y sal-, también existen muchas alternativas para darle un toque diferente a estas salsas para ensaladas. El vinagre de manzana o los vinagres aromatizados, por ejemplo, son una forma fantástica y muy fácil para lograrlo, con un montón de opciones para elegir: vinagres de frambuesa, de lima, de menta, de albahaca...

Como ves, existen propuestas para todos los gustos así que... ¡Anímate a descubrir estas recetas y disfrutar de tus ensaladas como nunca!

11 RECETAS