Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Curry de garbanzos con coco
Volver

Lentejas fáciles y otros guisos caseros para preparar en poco tiempo

04/12/2018

Lentejas, garbanzos, alubias... Relacionamos las legumbres con pasar mucho tiempo en la cocina con remojos, sofritos y mucha dedicación. Pero lo cierto es que hay maneras para preparar lentejas fáciles y otros guisos en mucho menos tiempo de lo que pensamos.

Secas, en harina, frescas, en conserva. Las formas en que encontramos las legumbres en las tiendas son tan diversas que se adaptan a infinitas formas de consumo y a muchos tipos de cocina. Las más fáciles de cocinar son las congeladas o las que se compran en conserva. Repasamos algunas ideas para preparar legumbres y otros tipos de platos guisados fáciles y en menos tiempo de lo que crees.

LENTEJAS RÁPIDAS

¿Sabías que unas lentejas guisadas con orégano se pueden cocinar en solo 10 minutos? Para cocinar estas lentejas rápidas solo tienes que rehogar cebolla y tocino y agregar las lentejas de bote o lata. Después, añades agua y cuando hierva, agregas las patatas y el orégano. Si añades la morcilla antes de que acabe la cocción, tendrás un maravilloso plato de otoño o invierno para disfrutar de todo el sabor de unas legumbres, elaborado en pocos minutos.

Las lentejas son las legumbres que menos tiempo de cocción necesitan y no todas necesitan ponerse en remojo antes. Por eso son ideales para guisados fáciles como las patatas con lentejas al curry. Algunas especias como el comino, que forma parte del curry, son muy interesantes para las legumbres, ya que facilitan su digestión.

FABADA RáPIDA

Por increíble que parezca, es posible poner en la mesa una fabada fácil y en muy poco tiempo. Puede que este no sea la receta tradicional de la cocina asturiana de madres y abuelas de toda la vida, pero un plato elaborado con alubias de bote te permitirá disfrutar de todo el sabor y de los beneficios nutricionales de las alubias.

En primer lugar, hacemos un sofrito de ajo y cebolla en una olla donde posteriormente se cocerá toda la fabada. Sacamos las alubias del bote, enjuagándolas bien con cuidado para que no se rompan demasiado. Atención, tenemos el truco definitivo para sacarlas más fácilmente del bote: se trata de meterlas en el microondas unos segundos (sin la tapa del bote, que es metálica). Que estén un poco calientes permite que se deslicen mejor hacia el exterior.

A continuación, ponemos a punto lo que los asturianos llaman "compango", ese conjunto de carnes que se utilizan para la fabada y que en muchos supermercados o tiendas puedes encontrar ya empaquetado o envasado al vacío. Se trata habitualmente de panceta, chorizo y morcilla. En este caso se puede dejar la morcilla entera (para que no se desmenuce demasiado con la cocción), mientras que sí es conveniente trocear un poco el chorizo y la panceta.

En la olla donde hemos hecho el sofrito, añadimos agua y ponemos el chorizo y la panceta. Lo dejamos cocer unos 30 minutos y a continuación añadimos las alubias del bote y la morcilla entera. Se cocina unos 15 minutos más, removiendo la olla simplemente sacudiéndola cogiendo de las asas. No hay que remover una con cuchara porque se romperían las alubias.

Para acabar, solo hay que rectificar de sal y añadir un poco de azafrán. Antes de servirla, cortamos un trozo de morcilla para cada comensal y a llenar los platos soperos con esta fabada fácil, sabrosa y nutritiva.

Ya ves que la fabada también se puede incluir en los guisados fáciles y rápidos que puedes hacer en mucho menos tiempo de lo que pensabas. Y si aun así te resulta demasiada costosa esta elaboración, recuerda que en el mercado existen numerosas opciones de fabadas en lata, ya cocinadas, de gran calidad, como la Fabada Litoral.

COCIDO FáCIL

Seguimos con los guisados rápidos con otro clásico: el cocido. El cocido es un plato típico de la gastronomía española que se puede preparar en menos tiempo del que crees si usas una receta rápida con garbanzos ya cocidos. Con esta receta de cocido fácil (somos conscientes que no es el cocido madrileño tradicional de toda la vida) tienes el éxito asegurado.

Simplemente ponemos un litro de caldo a hervir (puede ser comprado de bote o haberlo hecho anteriormente) y añadimos un cuarto de pollo, por ejemplo, un muslo con su contramuslo. Pelamos un par de zanahorias y dos patatas medianas, y troceamos también un puñado de judías verdes. Echamos estas verduras al caldo junto con media morcilla de cebolla y una vez hierva, retiramos la espumilla que se forma en la superficie y que no es más que impurezas.

Después lo dejamos cocinar, con la olla tapada, durante una media hora. Si queremos un cocido aún más rápido, podemos hacer esta receta en una olla exprés que necesita solo unos 7 minutos de cocción.

A continuación, desmigamos el pollo retirando los huesos y lo añadimos al cocido con un par de huevos duros picados y unos garbanzos de bote. Siempre hay que probar como está de sal antes de servirlo. Eso sí, éste cocido gana muchísimo si lo dejamos reposar. Y si lo comes al día siguiente, ¡mejor que mejor!

Pero si quieres ir a la mínima complicación posible porque tienes prisa y te apetece un plato de cuchara caliente y sabroso, solo tienes que abrir una lata de Cocido Madrileño Litoral, calentar su contenido en un recipiente adecuado en el microondas o a fuego lento, y servir. Recuerda que está preparado con ingredientes 100% naturales sin gluten y sin aditivos.

GARBANZOS CON FIDEOS

No se acaban las ideas de guisos y potajes rápidos y fáciles con legumbres. Por ejemplo, el potaje de legumbres con fideos, un plato de garbanzos fácil y riquísimo. Es tan sencillo como cocer los fideos gruesos durante unos minutos, añadir un bote de garbanzos de la Abuela Litoral, cocinarlo a fuego suave, y cuando esté todo bien integrado, servirlo en platos soperos con un chorrito de aceite de oliva o pimentón de la Vera. Es una fantástica idea para unos garbanzos rápidos.

POTAJE DE ALUBIAS CON ARROZ

Siguiendo esta misma idea, podemos combinar arroz y alubias, una combinación muy nutritiva ya que las proteínas de la legumbre y del arroz se combinan dando como resultado una proteína de alta calidad, es decir, muy nutritiva. Estas alubias rápidas se preparan cociendo arroz y mezclándolo con un bote de alubias Litoral.

POTAJE VEGETARIANO DE GARBANZOS

Los garbanzos, como el resto de legumbres son muy nutritivas y una fuente fantástica de proteína vegetal para los que llevan dietas vegetarianas. En este caso también se pueden preparar guisos rápidos y fáciles como este de garbanzos con verduras y tofu.

Esta misma receta se puede preparar con unas alubias Litoral y tenemos un fantástico plato de alubias fáciles ideal para los días de más frío, pura comida confortable.

CURRY DE GARBANZOS

Otra idea para los amantes de sabores más exóticos es preparar un curry de garbanzos con un bote de garbanzos cocidos, leche de coco, curry, chile, ajo, jengibre y cilantro. Un guiso irresistible de puro sabor thai.

Recuerda que las legumbres son necesarias en tu alimentación. Entre otros beneficios para el organismo, son ricas en fibra (las lentejas contienen más de un 11% de este nutriente, los garbanzos un 15% y las alubias un 23%). También te aportan vitaminas del grupo B y minerales como calcio, magnesio, potasio, cinc, fósforo y hierro. Por eso y porque es posible cocinar lentejas, garbanzos y alubias rápido, es el momento de introducir más legumbres en nuestra dieta diaria.

Y, por supuesto, siempre puedes acudir a las legumbres en lata que se conservan durante mucho tiempo. Litoral tiene una gama completa de legumbres que solo hay que calentar ¡y listo!