Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Arroz con leche clásico

Arroz con leche clásico
Receta de La Lechera
Postres en 5 minutos Pruébalo sin lactosa
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

109

votos
Fácil 4
personas
5 min.
de preparación
25 min.
de cocción
Pruébalo sin lactosa

Qué me aporta esta receta...

Existen muchos modos de elaborar el arroz con leche tradicional dentro de la gastronomía española. ¡Depende de los gustos de cada uno! A muchos les encanta que el arroz quede más suelto y lo ponen previamente en agua para que suelte el almidón. A otras personas les gusta más cremoso, porque lo consideran más rico, notándose el grano de arroz, pero sin separarse de la leche. ¡Cada uno lo puede hacer a su manera! Es la magia del arroz con leche.

Como siempre en la cocina, todo lo podemos adaptar a nuestros gustos. ¡No lo olvides! Incluso el arroz con leche de la abuela de toda la vida también se puede adaptar a lo que más nos guste, porque no hay receta cerrada y universal.

El arroz con leche es 100% versátil. La receta ideal es la que más triunfa en casa. Así que te animamos a que visualices nuestro práctico vídeo y hagas nuestro arroz con leche condensada en tan solo 5 minutos de preparación y 25 minutos de cocción. ¡Irresistible para todos los paladares!

Muchos maestros reposteros recomiendan elaborar la receta de arroz con leche tradicional con arroz redondo o especial para postres. Echa un vistazo en las estanterías de tu supermercado habitual y darás con el arroz ideal para hacer este postre tan famoso.

La receta de arroz con leche de la abuela se suele hacer con corteza de limón y también con canela como sabrás, pero te proponemos otras opciones. ¿Sabías que hay personas que le ponen piel de naranja? Al final, todo se resume en el cítrico que más os guste en casa, ¿no crees? Otro truco es que, si te queda demasiado espeso, puedes corregirlo añadiendo más leche de la que hayas utilizado. Este sería el caso de la leche condensada: puedes solucionar este paso añadiendo un poquito más. Eso sí, debes recordar que tu arroz con leche típico va a espesarse siempre después del reposo. Así que corrige lo que necesites cuando tengas 100% la seguridad de que te está quedando demasiado espeso.

Puedes hacer el arroz con leche clásico durante todo el año, pero vigila bien el refrigerado en verano para mantenerlo bien fresco y siempre consumirlo de inmediato. Y además de todo lo anterior, deja volar tu imaginación y añade los ingredientes finales que quieras. Hay muchas personas que le ponen miel, dulce de leche, una bola de helado de su sabor favorito, chocolate, fresas… ¡o bien nada y lo toman de forma tradicional! Tú decides cómo tomarlo y servirlo.