Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Batido de fresas y leche condensada

Batido de fresas y leche condensada
Receta de La Lechera
Postres en 5 minutos Pruébalo sin lactosa
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

587

votos
Fácil 4-6
personas
5 min.
de preparación
Pruébalo sin lactosa Fuente de fibra

Qué me aporta esta receta...

¿Buscas ideas deliciosas para la hora de la merienda? Los batidos de frutas naturales, como este batido de fresa, son una opción fantástica si estás buscando un postre saludable, con el que podrás rendirte al placer del dulce sin remordimientos. Además, solo necesitas cinco minutos para prepararlo. Más fácil, ¡imposible!

Con la receta de este batido de fresa, te invitamos a disfrutar del auténtico sabor de la primavera, con una de las frutas de temporada más apreciadas en España. Los fresales florecen desde finales del invierno hasta principios del verano, por lo que las fresas y fresones maduran desde marzo hasta julio.

Cuando alcanzan su punto óptimo de consumo, estas frutas desprenden un aroma inconfundible, con una textura jugosa que las convierte en un auténtico deleite para el paladar. Aunque resultan deliciosas al natural, estas frutas también son un ingrediente perfecto para la elaboración de todo tipo de postres, desde recetas sencillas como este batido de fresa a preparaciones más elaboradas, como tartas o pasteles.

Para realzar el sabor de estas frutas de temporada, en este batido de fresa las combinamos con leche condensada, ideal para lograr una textura más cremosa y delicada. Más abajo te contamos los beneficios nutricionales de esta receta, además de trucos y consejos para su preparación. Con propuestas así, ¿cómo resistirse a la tentación?

¿La repostería todavía supone un reto para ti? Este batido de fresa es una receta perfecta para dar tus primeros pasos en el mundo del dulce, que nos demuestra que, contando con buenos ingredientes, conseguir sorprender a la hora del postre es mucho más fácil de lo que imaginas.

Como has podido comprobar, preparar este batido de fresa es realmente sencillo. Solo necesitas triturar bien las frutas y mezclar con leche condensada y agua al gusto. En esta ocasión, hemos decidido apostar por las fresas como ingrediente principal, pero los batidos son una opción fantástica para incluir las frutas de temporada en tus postres, con infinidad de opciones para elegir: melocotones y albaricoques, peras, manzanas, frutos rojos, frutas tropicales como la piña o el mango...

A la hora de acudir a tu frutería o tienda de alimentación, ¿qué variedades resultan más indicadas para este batido de fresa? Esta fruta fue introducida en Europa por los colonos americanos asentados en la zona de Virginia. Actualmente, la variedad dominante en el mercado español es la conocida como Reina de los valles, de tamaño pequeño y color rojo brillante, dulce y muy aromática. También merecen una mención especial los fresones, de tamaño más grande, con variedades como el fresón Camarosa, Tudla, Oso grande, Irwing, Selva o Pájaro, considerada una de las de mayor calidad.

Además, aunque la primavera representa el momento óptimo para el consumo de estas frutas rojas, actualmente también se cultivan variedades de invernadero, que nos permiten disponer de ellas durante todo el año.

¿Por qué añadimos también zumo de limón? Además de aportar un toque ácido, que servirá de contrapunto al dulzor de la leche condensada, unas gotas del zumo de este cítrico también evitará que las fresas se oxiden demasiado rápido y mantengan su atractiva coloración.

Desde el punto de vista nutricional, este batido de fresa supone una merienda o un postre de lo más saludable. Las fresas están compuestas principalmente por agua, por lo que aportan muy pocas calorías. Estas frutas son ricas en fibra, que favorece el buen tránsito intestinal, hidratos de carbono como la glucosa, la fructosa y el xilitol, vitamina C, con propiedades antioxidantes, vitamina E y minerales como el potasio. Además, cada 100 gramos de fresas contienen en torno a 34 calorías y aportan 60 microgramos de calcio, equivalente a la dosis diaria recomendada para un adulto por los expertos en nutrición.

Por su parte, la leche condensada destaca por su contenido en proteínas, calcio y vitaminas A, B y D. Como ves, ¡este batido de fresa es un auténtico cóctel de nutrientes saludables! Si eres intolerante a la lactosa o quieres reducir el nivel de azúcar, también puedes prepararlo usando leche condensada sin lactosa o desnatada, una alternativa ideal para los que quieren cuidar su línea, ¡con un sabor extraordinario!