Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Crema de puerros

Crema de puerros
Receta de Ideal
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

74

votos
Fácil 4
personas
10 min.
de preparación
25 min.
de cocción
Vegetariano Fuente de fibra

Qué me aporta esta receta...

Bajos en calorías y ricos en agua, fibra y minerales como el potasio, los puerros son una verdura repleta de beneficios nutricionales. La crema de puerros, como la que te proponemos en esta receta, es una de las formas más sencillas de cocinarlos, con infinidad de variantes. Este plato resulta delicioso para entonarnos durante los fríos meses de invierno, pero también puede tomarse en frío, al gusto de cada uno.

Al igual que la patata, el puerro se hizo muy popular en Europa durante la Edad Media como remedio para paliar las hambrunas. Hoy su consumo se ha extendido a todo el mundo, con variedades tanto de invierno como de verano.

Los meses de otoño e invierno representan el momento álgido de consumo para esta verduras, ingrediente habitual en recetas como esta crema de puerros, además de sopas o guisos de legumbres. En España, se cultivan sobre todo en las provincias de la zona norte, como Navarra, La Rioja o País Vasco.

¿Necesitas algunos consejos para cocinar estos alimentos de forma óptima? ¿Quieres saber más sobre los beneficios nutricionales que aportan? Más abajo, te contamos todo lo que necesitas saber para preparar esta riquísima crema de puerros, perfecta para los meses de invierno. Si quieres aprender a comer más sano, sin renunciar al placer, ¡no te quedes sin probarla!

Las verduras y hortalizas son alimentos indispensables para una nutrición equilibrada y esta crema de puerros representa una elección fantástica para incluirlos en tu dieta. Su sabor suave y su textura fina y delicada hacen que este plato resulte muy agradable al paladar. Si tus hijos se resisten a comer verduras, ¡seguro que con esta crema de puerros consigues convencerlos!

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de prepararla? Como cualquier crema de verduras, el secreto del éxito reside en la calidad de los alimentos. Los puerros y las patatas, ingredientes básicos de esta receta, pueden encontrarse en cualquier frutería o tienda de alimentación durante todo el año.

Las variedades de otoño e invierno son las más apreciadas en la cocina por su sabor más intenso y sus tallos más gruesos, ideales para esta crema de puerros. Las variedades de verano, por su parte, se caracterizan por un tamaño más pequeño, una textura más tierna y un sabor más suave.

A la hora de escoger, el color verde oscuro de las hojas y un tallo fuerte y consistente son algunos de los indicadores que nos ayudarán a reconocer un puerro de calidad. Si las hojas presentan una coloración amarillenta o están secas o los tallos están hinchados, mejor desecharlos.

Una vez en casa, es necesario lavarlos bien para eliminar cualquier resto de tierra. Para ello, corta el tallo en sentido longitudinal y lava las hojas con agua una a una. Los puerros pueden conservarse en la nevera hasta dos semanas, aunque una vez cocinados, es recomendable consumirlos en uno o dos días, ya que si no podrían resultar indigestos.

Esta crema de puerros te encantará por su sabor y su textura, pero también cuenta con cualidades de lo más interesantes desde el punto de vista nutricional. Los puerros son una verdura ideal para incluir en cualquier dieta adelgazante, con alto contenido en agua y fibra y bajo en hidratos de carbono, por lo que su aporte calórico es mínimo.

Además, en su composición también encontramos minerales como el potasio, folatos, calcio, hierro y magnesio, así como vitamina B6, clave para el sistema inmunológico, y vitamina C, destacada por sus propiedades antioxidantes.

La patata, por su parte, añade valor nutritivo a esta crema de puerros, ya que este tubérculo es rico en hidratos de carbono complejos, como el almidón, fibra y minerales como el potasio. De esta forma, conseguimos un plato de lo más completo, fantástico como primero o para una comida o una cena ligera, y además, ¡con un sabor que seguro que te encantará!