Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Crema de remolacha con vinagre balsámico

Crema de remolacha con vinagre balsámico
Receta de Ideal
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

13

votos
Fácil 4
personas
10 min.
de preparación
15 min.
de cocción
Vegetariano

Qué me aporta esta receta...

¿Buscas recetas ricas y originales, para vestir tu mesa de gala? Esta crema de remolacha es todo un espectáculo para la vista por su color brillante e intenso, con una textura suave y delicada capaz de hacer las delicias de los paladares más sibaritas y además, ¡con todos los beneficios nutricionales de las hortalizas!

Esta crema de remolacha es una receta baja en calorías, ideal para incluir dentro de cualquier dieta adelgazante o, simplemente, si te apetece una comida o una cena ligera. Si tus hijos se resisten a comer verde, ¡prueba a sorprenderles con el atractivo colorido de esta crema! Seguro que después de probarla, su textura cremosa consigue convencerles de que comer verduras puede ser una experiencia realmente deliciosa.

Para darle un punto diferente a esta crema de remolacha, en esta receta te proponemos acompañarla de vinagre balsámico de Módena y sal de apio, fantásticos para realzar el sabor de esta hortaliza.

El secreto del éxito de esta crema de remolacha reside en la calidad y frescura de sus ingredientes. Más abajo, te contamos todo lo que debes tener en cuenta a la hora de acudir a tu frutería y te ofrecemos algunos trucos y consejos para preparar este plato y darle tu toque personal. ¡Una forma exquisita de disfrutar del sabor de los productos de temporada!

Como has podido comprobar, esta crema de remolacha es una receta muy fácil de preparar, con la que ya no tendrás excusas para comer sano. Seguro que, después de probarla, su sabor es razón suficiente para incluirla de forma habitual en tus menús semanales pero, ¿te gustaría saber qué nos aporta esta receta desde el punto de vista nutricional? ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

La remolacha es una hortaliza perteneciente a la familia de las Quenopodiáceas, al igual que las espinacas o las acelgas. También conocida como acelga marina o acelga bravía, esta especie ya se cultivaba en el siglo II a.C. en la costa norte de África. Actualmente, la variedad más consumida es la remolacha común o roja.

Este tipo de remolacha puede encontrarse en los mercados durante todo el año, ya que, según la región, la cosecha se realiza en momentos diferentes. En España, las remolachas de verano se producen sobre todo en la zona de Andalucía, mientras que las variedades de invierno se cultivan en la región norte, el centro y Levante. Gracias a ello, esta crema de remolacha es una receta de temporada que podrás preparar en cualquier estación.

A la hora de la compra, ¿qué debemos tener en cuenta? Para esta crema de remolacha, elige ejemplares lisos, redondos y carnosos, de color rojo intenso. Normalmente, solo utilizamos la raíz de esta hortaliza, pero las hojas también pueden aprovecharse, siempre que estén verdes y tiernas. Una vez en casa, la remolacha puede mantenerse sin problemas en el frigorífico durante más de dos semanas.

En cuanto a sus beneficios nutricionales, la remolacha es una de las hortalizas más ricas en azúcares, a pesar de ser muy baja en calorías. En su composición, también destacan los hidratos de carbono, la fibra, folatos y vitaminas del grupo B, como la riboflavina, y minerales como el yodo, el sodio y el potasio.

Para que, además de muy equilibrada, esta crema de remolacha resulte todavía más apetecible, te proponemos aderezarla con un toque de vinagre de Módena y sal de apio, que puedes preparar tú mismo en casa con semillas de apio o raíz de apio rallada. Por su parte, el vinagre balsámico, originario de la región italiana de Emilia-Romaña, se usa habitualmente para acompañar carnes asadas o como aliño para ensaladas, pero también va muy bien con cualquier crema de verduras y hortalizas.

Este pequeño tesoro de la gastronomía italiana cuenta con dos denominaciones de origen propias: Aceto Balsámico Tradizionale di Módena DOP y Aceto Balsámico Tradizionale di Reggio Emilia DOP. Solo necesitas un pequeño toque para añadir contraste e intensidad a esta crema de remolacha, ¡y a disfrutar!