Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Magdalenas de chocolate

Magdalenas de chocolate
Receta de Nestlé Postres
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

127

votos
Fácil 8-10
personas
10 min.
de preparación
25 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

Con un acabado ligeramente crujiente, esponjosas en el interior y ese toque inconfundible del cacao, ¡estas magdalenas de chocolate tienen todas las cualidades que distinguen a un buen dulce casero! Si quieres comenzar la jornada con energía con un buen desayuno o te apetece darte un capricho a la hora de la merienda, ¡no te puedes quedar sin probar esta receta!

Las magdalenas de chocolate son una de las variantes más populares de este dulce tradicional, que siempre ocupaba un lugar destacado en el recetario familiar de nuestras abuelas. Las magdalenas clásicas se elaboran con harina, huevos, azúcar, aceite de oliva o mantequilla, según la región, y levadura como ingredientes básicos, a los que pueden añadirse también aromatizantes como el limón o la vainilla.

En esta receta, te proponemos enriquecer estos bollos tradicionales con el extraordinario sabor del chocolate negro, preparando unas magdalenas de chocolate a las que nadie podrá resistirse. Y además, ¿qué te parece si te decimos que su elaboración apenas te llevará diez minutos?

Con recetas tan fáciles como ésta, en Nestlé Cocina te demostramos que, incluso si eres principiante en los fogones, la repostería casera es un placer al alcance de todos. ¡Atrévete a descubrir al pastelero que llevas dentro con estas deliciosas magdalenas!

¿Cuál es el secreto para preparar unas magdalenas de chocolate de diez? Como has podido comprobar con esta receta, la elaboración de estos dulces no requiere del dominio de técnicas culinarias avanzadas, pero, si necesitas un poco de ayuda, en Nestlé Cocina vamos a darte algunos trucos y consejos para que siempre logres un resultado inmejorable.

En primer lugar, una recomendación aplicable a cualquier receta de repostería: respetar a rajatabla las proporciones. La elaboración de postres suele considerarse uno de los aspectos más complicados dentro del mundo culinario y lo cierto es que cualquier pequeño cambio en las cantidades de los diferentes ingredientes puede tener un efecto importante sobre el resultado final. Siguiendo las indicaciones que te proporcionamos en esta receta, ¡te aseguramos que estas magdalenas de chocolate siempre te saldrán bien!

Otro buen consejo para elaborar postres con chocolate es utilizar chocolate especial para repostería, como la gama Nestlé Postres, con un mayor contenido en manteca de cacao que las tabletas convencionales. Este tipo de chocolate se funden más fácilmente y resulta más fácil de trabajar aunque, como siempre que utilizamos este alimento, es fundamental controlar el tiempo y la temperatura del fuego para evitar que se queme.

¿Cuánto tiempo se necesita para fundir el chocolate? Ésta es otra de las dudas habituales que suelen presentarse en recetas como estas magdalenas de chocolate. En este caso, la respuesta depende de la variedad de chocolate y la técnica utilizada. Para esta receta, nos hemos decantado por el chocolate negro, de sabor intenso y muy aromático. Si utilizas el método tradicional, derritiendo el chocolate al baño maría, será suficiente con cinco minutos a fuego lento para fundirlo. Si prefieres utilizar el microondas, derretir una tableta de chocolate negro requiere unos dos minutos y medio a 700 vatios de potencia.

Tamizar la harina antes de incorporar el resto de los ingredientes es otro truco muy útil para lograr que tus magdalenas de chocolate adquieran esa textura suave y esponjosa que las hace irresistibles. También es importante batir bien la mezcla, para incorporar aire a la masa. Las varillas eléctricas son perfectas para conseguir este objetivo, pero también puedes hacerlo de forma manual, batiendo con energía hasta que la masa adquiera una textura espumosa. Muchos reposteros también recomiendan añadir una pizca de sal, fantástica para realzar el sabor del chocolate.

Para terminar, una vez que tus magdalenas de chocolate estén en el horno, ¡resiste la tentación de abrirlo para echarlas un vistazo! Si la temperatura de cocción desciende, la masa no subirá como debe así que, ¡ármate de paciencia y piensa que la espera merecerá la pena!