Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Magdalenas

Magdalenas

Suaves, esponjosas y con ese sabor único de la repostería tradicional, las magdalenas son una receta muy sencilla, perfectas para acompañar tus desayunos, el café de media tarde u ofrecer a tus hijos una merienda saludable y deliciosa. Estos bollos son un dulce español clásico que no debería faltar en el recetario familiar de cualquier cocinero y con las fantásticas recetas que te ofrecemos a continuación, te enseñamos todos los secretos para que tus magdalenas queden siempre perfectas, con muchas ideas para darles un toque diferente, ¡totalmente a tu gusto!

Antes de ceñirnos el delantal y ponernos manos a la obra, ¡conozcamos un poco más sobre la historia de estos dulces! Las magdalenas son tradicionales de España y Francia, aunque no conocemos su origen exacto. Algunos historiadores sitúan su origen en 1755 en la ciudad francesa de Commercy, en la región de Lorena, donde el antiguo rey polaco Estanislao I Leszcynski tenía una de sus residencias estivales. Según esta versión, la artífice de esta receta sería una criada llamada Madeleine Paulmier. Parece que estos dulces gustaron tanto al monarca que las bautizó con el nombre de su joven creadora.

Después de triunfar en la corte polaca, las magdalenas llegaron a Versalles y sedujeron a los refinados paladares de la aristocracia parisina. Desde el país galo, la receta se extendió a lo largo del Camino de Santiago, llegando hasta España. Otras fuentes, no obstante, consideran que las magdalenas son un dulce de origen español, que se ofrecía a los peregrinos a lo largo de su camino hacia Santiago de Compostela.

Las magdalenas tradicionales se elaboran con ingredientes sencillos: huevos, harina, azúcar, levadura y aceite, a diferencia de los muffins, en los que se utiliza mantequilla. También solía añadirse limón o vainilla para aromatizar. Su textura suave y esponjosa es una de las principales señas de identidad de las magdalenas, resultado de la forma en la que se mezcla la masa, incorporando aire para lograr que suban más durante la cocción y se forme su típico copete.

En cuanto a las recetas, ¿quieres algunas buenas ideas para disfrutar de este dulce casero a lo grande? El chocolate es un ingrediente magnífico para darle un toque diferente a estos deliciosos bocados así que, ¿por qué no te animas a sorprender a tu familia con unas deliciosas magdalenas de chocolate blanco, praliné o a los tres chocolates? ¿Y qué tal si combinamos el cacao con frutas y frutos secos? Magdalenas de chocolate y corazón de fresa, con albaricoque, con avellanas... ¡Descubre nuestras propuestas y elige tu favorita!

25 RECETAS