Pisto

Pisto
Receta de Solís
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

30

votos
Fácil 4-6
personas
15 min.
de preparación
45 min.
de cocción
Sin gluten Sin lactosa Fuente de fibra Vegano

Qué me aporta esta receta...

Saludables, sabrosos y sin ingredientes rebuscados, ¿qué mejor que los platos de nuestra cocina tradicional para disfrutar en la mesa? El pisto es una de las recetas icónicas de la gastronomía manchega, fantástico como plato único acompañado de un huevo frito, patatas o arroz, pero también como guarnición para acompañar carnes a la plancha o pescados hervidos, o para rellenar una rica empanada de pisto. No lo dudes y prepara de forma fácil en casa el mejor pisto del mundo. Con esta receta de pisto de Nestlé Cocina lograrás un plato 10 imprescindible para toda ocasión.

¿Cuáles son los ingredientes del pisto manchego típico? Esta receta es un magnífico exponente de las posibilidades culinarias de los productos tradicionales de la huerta española, como los tomates, los calabacines, las cebollas, los pimientos o la berenjena. En sus orígenes, el pisto era un plato propio de campesinos, que se preparaba con las verduras y hortalizas de temporada disponibles en cada momento.

En esta receta, vamos a enseñarte a preparar un riquísimo pisto al estilo tradicional manchego, que podrás tener listo para servir en la mesa en apenas una hora. Por otra parte, como cualquier receta que lleve tomate, para muchos este plato está todavía más sabroso de un día para otro así que no hay problema si quieres prepararlo con antelación. Cuando llegue la hora de la comida, solo tienes que darle un golpe de calor o tomarlo en frío, según tu gusto, y ¡a disfrutar!



Las verduras y hortalizas son uno de los elementos básicos de la dieta mediterránea, cuyas virtudes han hecho famosa nuestra gastronomía en todo el mundo. Si eres de los que goza con ese sabor auténtico de la cocina casera, el pisto es uno de los platos tradicionales que no puede faltar en tu recetario familiar. Como has podido comprobar, esta receta es muy sencilla de hacer por lo que, incluso si eres principiante en los fogones, siempre es una apuesta segura. No obstante, a continuación vamos a ofrecerte algunos consejos muy útiles para los novatos con los que garantizarte el éxito.

Pero primero, ¡un poco de historia para conocer un poco más este sabroso plato! El pisto ha sido una receta presente en la cocina tradicional española desde la época medieval. Muchos historiadores consideran que sus orígenes están en un guiso árabe conocido como “alboronía”. Los campesinos manchegos lo elaboraban utilizando caldo de ave, normalmente gallina, y productos de huerta, por lo que sus ingredientes variaban dependiendo de la región.

Con el descubrimiento de América, la receta se enriqueció incorporando hortalizas como los pimientos y los tomates, que llegaron a España en los siglos XV y XVI, respectivamente. El pisto manchego tradicional tenía como ingredientes básicos los pimientos verdes, el tomate, el calabacín y el ajo. La berenjena es más típica de las regiones del mediterráneo, como Cataluña, en la que este plato se conoce como “sanfaina”.

En cuanto a su preparación, para triunfar con este plato es fundamental utilizar hortalizas frescas. Afortunadamente, hoy en día todos los ingredientes necesarios para preparar un buen pisto manchego están disponibles en tu frutería o tu supermercado durante todo el año, por lo que esta propuesta es una opción perfecta para tus menús sea cual sea la temporada.

Contando con materias primas de calidad, el único secreto para lograr un pisto perfecto es la paciencia. Cada hortaliza requiere un tiempo de cocción específico, por lo que no las cocinaremos todas a la vez. Para el sofrito, comenzaremos por pochar la cebolla y el pimiento, que necesitan más tiempo de cocción que la berenjena y el calabacín, que añadiremos al final. Para empezar podemos utilizar el fuego a una potencia media, bajándolo a fuego lento después de incorporar los últimos ingredientes.

Como toque final a este pisto, añadiremos la salsa de tomate, un condimento perfecto para recetas de verduras como esta, que hará que el pisto resulte mucho más jugoso y realzará el sabor de sus ingredientes vegetales. ¡Seguro que rebañarás el plato de pisto sin ninguna duda!