Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Empanada de bonito

Empanada de bonito
Receta de Buitoni
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

20

votos
Fácil 6-8
personas
20 min.
de preparación
45 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

¿Te gustaría disfrutar cada día del sabor incomparable de la cocina casera? La empanada de bonito es una de las recetas más fáciles que podrás encontrar dentro de la gastronomía tradicional española. Preparar la empanada de bonito es tan sencillo que incluso si es tu primera vez a los fogones, no tendrás problemas para hacerlo así que, si eres principiante, ¡toma buena nota de esta receta y atrévete a hacer la receta de empanada de bonito que te traemos aquí!

La empanada de bonito es una receta con una larga historia a sus espaldas. Sus orígenes se remontan a las tapadas de atún de la cocina sefardí y en la Edad Media eran un plato popular en toda Europa. El recetario “Llibre de Coch” del cocinero catalán Ruperto de Nola, publicado en 1520, ya incluye este tipo de empanada entre sus recetas.

Dentro de la cocina española, las empanadas son un plato típico, con infinidad de variantes. Esta empanada de bonito es tradicional en las regiones del norte, donde se concentran también las principales industrias conserveras.

¿Qué diferencia a este pescado de otras variedades de túnidos, como el atún claro, con el que se prepara la empanada de atún? ¿Qué beneficios nutricionales supone incluirlo en nuestra dieta? Más abajo, te invitamos a conocer un poco más este tesoro del mar, con infinidad de usos culinarios. No te pierdas esta receta de empanada de bonito a continuación.

Como en cualquier receta, la principal clave para conseguir una empanada de bonito perfecta reside en la calidad de los ingredientes utilizados. El bonito del Norte o Thunnus alalunga es un pescado azul perteneciente a la familia de los túnidos, dentro de la que encontramos pescados muy similares como el atún rojo (Thunnus thynnus), común en las aguas del Atlántico y el Mediterráneo, o el atún claro (Thunnus alacora).

En España, las especies más consumidas son el atún claro y el bonito del Norte, ambos fantásticos para la elaboración de conservas en aceite, al natural o en escabeche. El bonito del Norte, considerado de mejor calidad, también se consume fresco, delicioso en tartar, a la plancha, con tomate, en marmitako...

El golfo de Vizcaya es uno de los principales caladeros para este pescado, muy valorado en cocina por su carne suave, delicada y sabrosa. Además, el bonito del Norte solo puede pescarse entre mayo y agosto, por lo que incrementa su valor al tratar se un producto de temporada. Sin embargo, las conservas representan una excelente alternativa para disfrutar de este pescado durante todo el año, sensacionales para recetas como esta empanada de bonito pero también para ensaladas o pastas, por ejemplo.

¿Más trucos y curiosidades de la receta de empanada de bonito? Para esta receta de empanada de bonito hemos optado por el bonito en aceite de oliva, una conserva básica que siempre solemos tener en la despensa. Además, también usaremos masa para empanada, fabricada específicamente para este tipo de platos. Estas masas refrigeradas son una opción genial para este tipo de recetas, tanto en su versión de gran formato, ideal para una empanada de bonito como esta, tamaño familiar, como en obleas más pequeñas, perfectas para preparar empanadillas caseras.

Estas masas de empanada resultan bastante sencillas de manipular. No obstante, como siempre que trabajamos con masas para hornear, existen algunos pequeños trucos muy útiles para que tu empanada de bonito salga de lujo. Para que la empanada quede bien sellada, puedes utilizar huevo batido para pintar los bordes y ayudar a cerrarla. Pincelar la capa superior con huevo también brindará a este plato un acabado más brillante y el aspecto de tu empanada de bonito será increíble.

Antes de meterla al horno, utiliza un tenedor para practicar varios orificios pequeños en la capa superior de la empanada y haz uno más grande en la parte central. Así, a medida que el relleno se cocina en el horno, los vapores generados por el agua presente en los alimentos podrán salir al exterior y la masa no se hinchará demasiado. De esta forma, se eliminará el exceso de líquido y tu empanada de bonito quedará rica y jugosa. ¿Listo para hacer la mejor empanada de bonito? ¡Vamos allá!