Quiche de calabacín y queso de cabra

Prepárala paso a paso
Quiche de calabacín y queso de cabra
Receta de Buitoni
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

100

votos
Fácil 6-8
personas
30 min.
de preparación
50 min.
de cocción
Vegetariano

Qué me aporta esta receta...

Cuando llega la hora de la comida o la cena, ¿qué no daríamos por poder sentarnos a mesa puesta y solo tener que preocuparnos de disfrutar? Pues aunque, al menos de momento, la magia de la cocina no llegue para tanto, con esta quiche de calabacín y queso de cabra vamos a demostrarte que existen muchas recetas fáciles y rápidas de hacer en casa, para que nunca te venza la pereza. Date prisa y no te pierdas nuestra quiche de calabacín y queso, porque se va a derretir.

La quiche es una especialidad gastronómica típica francesa, originaria de la región de Lorena, situada en el noreste del país galo. La quiche lorraine es una de la recetas más conocidas, considerada la antecedente de todas las demás variantes de esta tarta salada, como la quiche florentina, con espinacas, o la “quiche alsacienne” con cebolla rehogada. Dentro de las versiones más modernas, esta quiche de calabacín es una de las recetas más populares, irresistible por su relleno suave, cremoso y con ese punto único de sabor que aporta el queso de cabra. ¿No te parece que esta quiche de calabacín y queso puede estar espectacular?

Además de su sabor, otra de las ventajas de esta quiche de calabacín es que apenas necesitarás media hora para prepararla. Después, ¡solo tendrás que dejar que el horno termine el trabajo y tendrás listo un plato casero delicioso, perfecto para compartir! La quiche de calabacín y queso de cabra nunca falla y es pura delicia.

Esta receta de quiche de calabacín es un excelente ejemplo de la versatilidad que ofrecen esta clase de tartas saladas, que puedes preparar utilizando todo tipo de ingredientes: verduras de temporada, carne picada, pollo, pescado... Su técnica de elaboración es básicamente la misma en todas las quiches así que, una vez que tengas dominada esta receta, solo tienes que elegir tu combinación de ingredientes favorita para darle tu toque personal a este plato, que hará las delicias de toda la familia. Hacer quiche o en concreto esta quiche de calabacín y queso es apuesta segura.

La quiche tradicional se elabora con masa brisa, aunque algunas recetas también utilizan masa de hojaldre. ¿En qué se diferencian estas dos masas, básicas en cocina? La masa de hojaldre se usa más en repostería y tiene una textura más esponjosa. Por su parte, la masa brisa, también conocida como masa quebrada, se caracteriza por el acabado consistente y quebradizo que adquiere al hornearse, perfecto para recetas como esta quiche de calabacín y queso de cabra y otras muchas tartas saladas.

¿Qué debemos tener en cuenta cuándo trabajamos con masa brisa para que salga una quiche de calabacín y queso perfecta? Para empezar, es fundamental precalentar el horno, con calor arriba y abajo pero sin usar el ventilador, hasta que alcance la temperatura óptima. Después, cocinaremos primero la base en vacío, pinchando el fondo con un tenedor para que no aumente demasiado su volumen durante la cocción. Otro truco de toda la vida para evitar que la masa suba es cubrir la base con garbanzos y alubias secas.

En cuanto al relleno, la “migraine”, elaborada con crema de leche fresca y huevos batidos, es la base de todas las quiches del mundo. Para esta quiche de calabacín y queso de cabra, sin embargo, te proponemos una alternativa más ligera, utilizando leche evaporada Ideal en lugar de nata. Estas leches para cocinar son perfectas para reducir el valor calórico de estos platos, sin renunciar a esa textura suave y cremosa que tanto nos gusta.

Además, la quiche de calabacín y queso es una propuesta gastronómica que encantará a los vegetarianos, fantástica si estás preparando una cena en la que haya comensales que sigan este tipo de dieta o si quieres conocer un poco más la cocina vegetariana, fascinante por su riqueza y variedad. También puedes convertirlo en un plato vegano, sustituyendo la leche evaporada por una bebida vegetal, como Avena Ideal. Y por supuesto, con platos como este, también te será mucho más fácil conseguir que los más pequeños de la casa se animen a comer verduras. ¿Necesitas más razones para probar la quiche de calabacín y queso?