Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Quiches

Quiches

No hay nada más irresistible en gastronomía que la quiche o tarta salada elaborada con multitud de ingredientes apetecibles para cualquier ocasión. Nos encontramos ante un plato muy famoso, peculiar y exquisito al mismo tiempo. ¡Se puede hacer de mil maneras y añadir los ingredientes favoritos de cada casa!

Si echas un vistazo más abajo, podrás ver que hay quiche para todos los gustos: de puerros para los que no quieren carne, de jamón y queso de toda la vida, de calabacín y queso de cabra, de jamón con roquefort y pera, de tomate y pesto o incluso de quinoa con espinacas.

Pero sin duda lo más importante de la elaboración de la quiche es la base. ¿Cuál es la masa que hay que escoger en el supermercado para preparar la mejor quiche del mundo? Se trata de la masa brisa o quebrada: es ideal para quiches y fondos de tarta de queso. Esto se debe a que es muy fácil de manipular, ya que su textura es fina y al mismo tiempo firme y consistente.

Y hay algo que tienen este tipo de masas brisas o quebradas que es súper práctico: se pueden congelar justo después de comprar. Con lo cual, vas a poder tener tus masas en el congelador, sacar cuando quieras y elaborar la quiche en el momento idóneo que desees. Recuerda que es un plato espectacular cuando vienen invitados improvisados o también para una cena rápida y deliciosa con la familia. ¿Para qué escoger otro menú si tienes la posibilidad de hacer una quiche con tus ingredientes preferidos?

Además de la masa y de la importancia de los huevos batidos, en esta receta la crema de leche fresca y espesa es uno de los puntos claves. ¡Si puede ser con leche evaporada mucho mejor porque le dará un toque ideal para rellenarla! Luego se trata de añadir un poco de sal y pimienta y comenzar el horneado.

En el horneado el tipo de molde que escojas es también muy importante, no lo olvides. Pero vamos al momento horno: en este punto un truco perfecto es cubrir la quiche con papel de aluminio, presionando bien las paredes para que no se baje al cocer. Prueba este consejo y no te arrepentirás. Luego, cuece la tarta en el horno, pero recuerda que previamente has de calentarlo a 200ºC de temperatura, durante 10 minutos. Cuando pase este tiempo prudencial, retira toda la parte del aluminio y sigue cociendo tu deliciosa quiche 5 minutos más. Que no se te pase este punto nunca… ¡es crucial para que la receta acabe impecable! Y ahora, ¿cuál de nuestras recetas vas a preparar hoy?

17 RECETAS