Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Quiche de verduras

Quiche de verduras
Receta de Buitoni
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

130

votos
Fácil 4-6
personas
15 min.
de preparación
50 min.
de cocción
Vegetariano

Qué me aporta esta receta...

¿Quieres aprender formas creativas de cocinar verduras y hortalizas? Esta quiche de verduras es una de las formas más sabrosas que encontrarás para incluir estos alimentos frescos en tu dieta. Con esta receta, te descubrimos una forma deliciosa de disfrutar de todos los beneficios nutricionales de las verduras, con una presentación de lujo. ¡Irresistible!

Si hablamos de quiches, la ‘quiché lorraine’ es una referencia obligada. Esta famosa receta de la gastronomía francesa está considerada la madre de todas las variantes de quichés que existen hoy en día, como esta quiche de verduras. El origen de esta tarta salada se encuentra en la región de Lorena, de la que toma su nombre, situada en el noroeste de Francia, lindando con la frontera alemana. De hecho, el término 'quiché' con el que se denomina a este plato procede del vocablo germano ‘kuchen’, que significa pastel.

La ‘quiche lorraine’ original es una quiché de verduras elaborada con masa brisa o masa quebrada y una salsa batida de nata fresca y huevos, denominada ‘mignaine’, a la que se añaden verduras como puerros, pimientos, cebollas o apio. También es común utilizar queso y especias como la nuez moscada o la pimienta negra, para aromatizar.

Si quieres darle un toque diferente a tu cocina diaria, ¡déjate sorprender por esta exquisita quiche de verduras!

La quiche es un plato con una larga tradición, con multitud de variantes entre las que escoger. ¿Quieres conocer algunas de las más populares? Aunque originariamente la 'quiché lorraine' era una quiché de verduras, en el siglo XIX se comienza a añadir a esta tarta salada tiras o tacos de panceta fresca o ahumada. En las 'quiches lorraine' modernas, también es habitual emplear bacon, como alternativa a la panceta.

Las quiches elaboradas en la zona de Florencia incluyen espinacas, mientras en la Provenza es típico añadir también tomate. En Alsacia o en la Goguette, el relleno tradicional de la quiche de verduras incorpora también cebolla rehogada. Entre las variantes más conocidas de esta receta figura también la 'quiche mediterránea', elaborada con hortalizas típicas de esta zona, como tomate, pimientos, calabacín, puerro o champiñones.

El queso también forma parte de los ingredientes de muchas recetas de quiches, como la 'quiche vosgienne', típica de la región francesa del Vosgo, con un toque de queso Gruyere.

Sean cuáles sean los ingredientes utilizados para el relleno, la base de la quiche de verduras es siempre la masa brisa o masa quebrada. Esta masa resulta algo más resistente que el hojaldre y se utiliza mucho en repostería para la preparación de bases de tartas y tartaletas. Su nombre se debe a la textura quebradiza que adquiere la masa una vez horneada.

Actualmente, puedes encontrar esta masa quebrada en planchas refrigeradas, mucho más fáciles de manipular. Otra buena alternativa es utilizar hojaldre, con un resultado muy similar. En ambos casos, es importante tener en cuenta que estas masas deben trabajarse a baja temperatura y hornearse en blanco. Si mientras manipulas la masa, notas que esta se ha vuelto demasiado blanda, ¡no te preocupes! Solo tienes que meterla un rato en el frigorífico para que recupere consistencia.

La principal diferencia entre el hojaldre y la masa quebrada es que esta última no sube al hornearse. Si has decidido preparar esta quiche de verduras con hojaldre, añade un poco de peso recubriendo la base de la tarta con granos de arroz o legumbres crudas, para evitar que la masa se hinche en exceso. Además, si barnizas el interior de esta base con clara de huevo, evitarás que el relleno de la quiche de verduras empape demasiado la masa y la reblandezca.

En cuanto a la cocción, en esta clase de recetas es fundamental precalentar el horno hasta que alcance la temperatura deseada, utilizando calor por arriba y por abajo. Después, hornearemos la base de nuestra quiché hasta que quede ligeramente tostada. De esta forma, conseguiremos una base consistente sobre la que añadir el relleno, sin riesgo de roturas. Esta quiche de verduras resulta deliciosa recién salida del horno, pero también es un bocado perfecto para tomar en frío. Y tú, ¿cómo prefieres disfrutarla?