Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Hortalizas con dip de queso y jugo maggi
Volver

Ideas para compartir y preparar tu cena con amigos

04/12/2018

¿Tienes cena con amigos o invitados en casa y no sabes qué preparar? Muchas veces nos encanta recibir gente en casa y agasajarles con platos ricos y deliciosos, pero nos estresamos pensando qué menús fáciles y originales podemos preparar sin morir en el intento. Queremos proponerte algunas ideas para cenar con amigos que te resultarán tan fáciles y sorprendentes que desearás tener invitados cada semana.

CENA FORMAL CON AMIGOS

Si se trata de una reunión formal porque la ocasión lo requiere, será necesario preparar una mesa siguiendo las normas de protocolo y preparar una cena más "seria". En estos casos es muy recomendable el uso del horno: permite preparar platos en cantidades importantes y con poco trabajo, ya que solo se deberá poner la preparación en la bandeja, meterlo en el horno y controlar el tiempo para que no se queme.

COMPARTIR

Pero las cenas con amigos suelen ser más bien informales, así que lo ideal es preparar platos para compartir y que puedas comer de todo un poco. Una comida para compartir entre amigos se puede organizar colocando una mesa tipo bufet y que cada uno se acerque y se sirva a medida que transcurre la velada, o bien sentados alrededor de una mesa, pero con platos de "picoteo".

Lo mejor es empezar la comida o cena con algún tipo de entrante o aperitivo para "romper el hielo", es decir, un picoteo. Con unos cuantos entrantes y un plato principal de carne o pescado tenemos una buena cena. Aunque también existe la posibilidad que el picoteo sea la base de nuestra cena informal con amigos, ampliando la oferta de entrantes y platillos.

HUMMUS

Una opción excelente son los dips vegetales, tan fáciles como preparar una salsa de queso y acompañarla de hortalizas crudas cortadas como si fueran bastoncitos.

O el humus, otra opción que nunca falla, que podemos elaborar no solo de garbanzos sino también de guisantes, de lentejas con ricota y tomate, de alubias blancas o de pimientos rojos asados.

PASTELES SALADOS

Los pasteles salados se pueden preparar con antelación y son perfectos para compartir. Salen unas cuantas raciones de cada uno, podemos elaborarlos con nuestros ingredientes preferidos y apetecen todo el año.

Con un puré de patatas como base y acompañado con aceitunas y tomates secos para darle sabor, tenemos un fantástico pastel salado para servir frío.

Otro tipo de tarta salada son las empanadas, que podemos hornear en el último momento o bien servir frías. Esta empanada de verduras de primavera se puede versionar también con otras verduras de temporada.

PEQUEÑOS BOCADOS

Es decir, el clásico "picoteo". Para este tipo de entrantes, el puré de patatas es uno de nuestros aliados. Hazte con un paquete de puré Maggi y prueba a preparar estas bolitas de patata con avellanas, las galletas de patata con parmesano o el aperitivo de queso, jamón y patatas.

El hojaldre es el otro aliado para los entrantes de picoteo. Los palitos de hojaldre con sabor a pizza, los canutillos de queso y pesto, las gambas en hojaldre y el aperitivo de hojaldre y chistorra son solo algunas de las ideas para compartir.

Pero el bocado que no puede faltar en tu cena con amigos es el camembert en hojaldre con mermelada de cereza, una delicia fácil de preparar y con la que vas a sorprender a tus invitados.

EL REY DE LOS APERITIVOS: LAS CROQUETAS

Las croquetas son un clásico del tapeo y el picoteo. Una vez domines la técnica de la bechamel para croquetas con leche Ideal, puedes preparar versiones como las de jamón serrano, totalmente irresistibles, o las de pollo asado, un clásico.

Con puré de patatas también puedes preparar unas croquetas muy originales. Prepara un puré y mézclalo con mozzarella, setas y piñones. Una vez frío, forma croquetas, reboza y fríe como unas croquetas tradicionales.

VASITOS

Los vasitos son una forma original de presentar los entrantes. Por ejemplo, un sofisticado cebiche de gambas (marinadas con cítricos) con tomate, pimiento y atún. O bien este original flan de tomate con burrata, que se prepara en el microondas.

ENSALADAS

Las ensaladas siempre son una excelente opción cuando somos muchos a cenar. Se pueden preparar grandes cantidades de manera fácil y rápida. Una buena alternativa a las ensaladas "de toda la vida" son las de cuscús: sobre una base de sémola de trigo existen infinitas variaciones. Una buena propuesta es la ensalada de cuscús mediterránea, una receta vegetariana con ingredientes muy presentes en la gastronomía del sur de Europa: berenjenas, tomates cherry, queso feta y aceitunas. El secreto de este sabroso entrante lo encontramos en las berenjenas asadas y el caldo con el que hidratamos el cuscús: limón, pimienta y un poco de caldo de verduras Maggi.

LA PIZZA

El icono de las comidas para compartir es la pizza. Una pizza con amigos siempre apetece, además de facilitarnos enormemente la vida cuando nos toca ser los anfitriones. Si las ensaladas nos ofrecen infinidad de combinaciones, las pizzas no se quedan atrás. A partir una masa de pizza Buitoni podemos preparar un gran número de versiones de pizzas, cada una con un relleno diferente y adaptada a nuestros gustos y necesidades.

Hay tantas ideas de ingredientes que a veces es difícil decidirse por uno solo. Podemos preparar pizzas más sencillas con sabores originales o bien pizzas más elaboradas, pero igualmente deliciosas.

La pizza de tomate y jamón no tiene más que 3 ingredientes básicos y ni tan solo lleva queso. La de verduras y piñones es una buena opción vegetariana, con una gran cantidad de verdura. La combinación del cremoso queso camembert con el calabacín y las aceitunas dan como resultado una pizza original y diferente. El pepperoni y la chistorra también se pueden combinar en una pizza perfecta para amantes de la carne. Finalmente os aconsejamos probar esta pizza de verduras y anchoas que es realmente irresistible.

Tanto si es vegetal, como de carne o incluso de chocolate con fruta fresca, la pizza es una muy buena opción para facilitarnos la tarea cuando tenemos invitados. Lo más importante es organizarse bien y preparar platos resultones, deliciosos y que no nos compliquen la vida y nos hagan pasar horas y horas en la cocina.

PATÉS VEGETALES

Una idea fácil, rápida y que suele encantar a los comensales para ir abriendo boca son los patés caseros. Podemos hacer paté de casi cualquier cosa, pero los más sencillos son los vegetales. Por ejemplo, un paté de berenjena con yogur y tahina, un paté de remolacha con cebolla, pimiento y tomate o un paté de zanahoria con garbanzos y leche Ideal. Además, nos puede servir para aprovechar hortalizas que tenemos en la nevera. Es una muy buena idea para una cena con amigos, ya que una selección de diferentes patés es una opción muy apropiada para compartir.

FALAFELS

Si realmente queréis ser originales y sorprender a los invitados sin demasiado esfuerzo, lo mejor que podéis hacer es falafel con salsa de yogur. Este plato típico de Oriente Medio, que no deja de ser una croqueta de garbanzos, es un aperitivo, entrante, incluso segundo plato ideal en una comida o cena con amigos. Lo más dificultoso de este plato es acordarse el día antes de poner los garbanzos en remojo.

¿Cómo se hace el falafel? Suena exótico y parece complicado, pero nada más lejos de la realidad. Empezamos triturando los garbanzos remojados (sin cocer) y los mezclamos con cebolla, ajo, perejil y cilantro triturados. Lo sazonamos con especias, comino y cilantro seco, una pastilla de caldo Maggi desmenuzada, levadura en polvo, tahina y zumo de limón. Dejamos reposar una media hora para que se asiente la masa. Luego, formamos bolitas, las aplastamos ligeramente y las freímos en aceite bien caliente. Mientras dejamos que escurra bien el aceite, preparamos la salsa de yogur para acompañarlos.

La salsa de yogur es una de esas salsas facilísimas y que siempre sorprenden por sus matices. Es sumamente refrescante y nos puede servir para acompañar el falafel pero también otras carnes, pescados o ensaladas. Nuestra receta consiste en mezclar el yogur con ajo en polvo y menta seca. Hay pocas salsas más fáciles y rápidas que ésta!

El falafel se puede comer acompañado de pan de pita, lechuga y tomate, pero también es una opción fantástica para servir en una bandeja con la salsa al lado en una cena o comida con amigos y que cada cual se sirva unos pocos en el plato.

EL FINAL DULCE

Para terminar la cena, nada mejor que un bocado dulce. Los postres no tienen por qué ser complicados de cocinar. Por ejemplo, esta mousse de limón se prepara en solo 5 minutos y se deja en la nevera hasta el momento de servirla.

Otro ejemplo de tartas fáciles y rápidas para una cena con amigos es la tarta de galletas en flor, que además es muy estética. O la versión de tarta de galletas con chocolate para los más golosos.

Finalmente, para los más atrevidos es irresistible esta tarta de chocolate con caramelo salado. Sin duda el colofón perfecto a una cena inolvidable.