Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Salsa de curry

60

votos
Fácil 4
personas
5 min.
de preparación
10 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

Salsa de curry
Receta de Ideal
Pruébalo sin lactosa
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

Si pensamos en la salsa curry, a todos nos vienen a la cabeza los exóticos sabores y el colorido desbordante de la cocina de la India o Tailandia. Con su infinidad de variedades, aromas y sabores, este condimento supone un verdadero viaje para los sentidos, que nos evoca épocas pasadas, en las que la Ruta de la Seda constituía la vía de comunicación principal para el comercio entre Oriente y Occidente.

Considerada por muchos como la reina de las salsas orientales, la salsa curry es un aderezo muy habitual en la gastronomía de otros muchos países, desde Tailandia hasta Japón o China. Las primeras evidencias arqueológicas del uso de esta salsa fueron encontradas en las ruinas de la antigua ciudad de Mohenjo-Daro, en Pakistán y se remontan al 2.500 a.C.

Actualmente, la salsa curry cuenta con infinidad de variantes, cada una adaptada al gusto y la tradición culinaria de cada región. Esta salsa resulta fantástica para condimentar platos a base de carne, tofu o verduras y suele acompañarse con arroz basmati.

Si te apetece darle a tu cocina un toque oriental, con esta receta te enseñamos cómo preparar una deliciosa salsa curry casera. Más abajo, te contamos más curiosidades sobre la historia de esta salsa, las especias que la componen y sus diferentes tipos.

La salsa curry es una receta básica para entender la gastronomía asiática moderna, que ha ganado una extraordinaria popularidad durante los últimos años. Actualmente resulta sencillo encontrar el curry dentro de la sección de especias de cualquier supermercado o tienda de alimentación. En realidad, el curry es una mezcla compuesta por muchas especias diferentes, con diferentes variedades según los ingredientes utilizados y su proporción.

¿Cómo consiguió conquistar la salsa curry los paladares europeos? A partir del siglo I a.C., los monjes indios que viajaban con las caravanas de la Ruta de la Seda extendieron la salsa curry a lo largo de Europa y Asia. Las especias constituían solo uno de los grandes tesoros que llegaban desde Oriente, junto a la seda, el lino, la porcelana, el coral, el marfil, el ámbar y todo tipo de piedras y metales preciosos.

Por su parte, los europeos también aportaron su granito de arena para perfeccionar esta receta. Tras el descubrimiento de América, los navegantes españoles y portugueses exportaron los chiles a la India, que pasaron a convertirse en un ingrediente fundamental de la salsa curry, mientras los británicos la introdujeron en Japón y el resto de su vasto imperio colonial.

La invención del curry en polvo, tal y como lo conocemos hoy en día, se atribuye a los funcionarios y soldados destinados en la India mientras el país estuvo bajo el control de la Corona británica, entre 1857 y 1947. Parece que la salsa curry había conquistado de tal forma a los británicos que no quisieron olvidarla a su regreso a casa y el curry en polvo ofrecía un formato idóneo para seguir disfrutando de su sabor único.

Así, la cocina India se introdujo en Europa de una forma muy simplificada, que no hacía justicia a su enorme riqueza y variedad. Lo que conocemos como salsa curry engloba en realidad cientos de recetas diferentes. Los currys de la India, por ejemplo, son intensos y picantes, mientras que en los países del sudeste asiático encontramos currys más suaves y cremosos, con toques cítricos y afrutados. El curry amarillo es el más conocido, pero también existen currys verdes o rojos.

En cuanto a las especias, ¿cuáles son los ingredientes básicos de una buena salsa curry? Aunque, como hemos comentado, existen infinidad de variantes, la cúrcuma suele ser un ingrediente habitual, responsable del tono vivo y anaranjado característico del curry amarillo. La canela, mostaza, el cilantro, el comino, el clavo, la alcaravea, el cardamomo, el azafrán, el anís, la nuez moscada, el ajo, la menta o el jengibre son otras especias muy utilizadas para elaborar la salsa curry. Y tu. ¿cómo prefieres disfrutarla?