Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Tarta de galletas en flor con leche condensada

Tarta de galletas en flor con leche condensada
Receta de La Lechera
Postres en 5 minutos
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

114

votos
Fácil 6-8
personas
5 min.
de preparación

Qué me aporta esta receta...

¿Quieres sorprender a tus invitados con un postre delicioso y con una presentación espectacular? Entonces, esta tarta de galletas con leche condensada en flor es la opción perfecta para ti. Descubre la historia detrás de esta deliciosa creación española.

Aunque es un postre tradicional transmitido de generación en generación, su sencilla preparación con ingredientes comunes la convierten en un clásico de la repostería en muchos países. La combinación de galletas bañadas en leche condensada y crema pastelera crea un sabor irresistible que cautivará los paladares de todos tus invitados.

Lo mejor de todo es que no necesitas un horno para prepararla y su presentación en forma de flor le da un toque especial que la hace perfecta para ocasiones especiales.

¿Quieres aprender cómo preparar la tarta de galletas en flor con leche condensada? No te preocupes si no eres un experto en repostería, porque la receta es muy fácil de seguir. ¡Sigue leyendo y descubre cómo hacerla!



La tarta de galletas con leche condensada en flor es sin duda un espectáculo visual que no deja indiferente a nadie. Desde el primer momento en que se presenta en la mesa, con sus capas de galletas dispuestas en forma de flor y su crema suave y deliciosa, se convierte en un objeto de admiración y deseo.

La base de esta receta es una crema de leche condensada, queso mascarpone, zumo y ralladura de limón que, una vez batida, se convierte en una textura suave y sedosa que se va alternando con capas de galletas remojadas en leche. Estas capas se van superponiendo, formando una flor en cada una de ellas y creando un efecto de textura y sabor que te cautivará. Con cada capa de galletas dispuestas en forma de flor, se va creando un efecto visual que parece sacado de un jardín de ensueño. Además, el uso de una crema que se reserva para cubrir los laterales de la tarta crea un efecto de continuidad en el que las capas de galletas parecen estar flotando en un mar de crema.

La tarta de galletas con leche condensada en flor no solo es espectacular a la vista, sino que su sabor es una delicia para el paladar. Cada bocado es una explosión de sabor en el que se combinan la suavidad de la crema con la textura crujiente de las galletas, y el resultado es una experiencia gastronómica que no te dejará indiferente.

Sin duda, esta receta es perfecta para cualquier ocasión especial en la que quieras sorprender a tus invitados con un postre espectacular. Y lo mejor de todo es que, aunque pueda parecer complicada, su elaboración es muy sencilla y no requiere grandes habilidades culinarias. Solo necesitas un poco de tiempo y paciencia para conseguir una tarta de ensueño que te hará sentir como un auténtico chef.

Sabías que...

Las primeras recetas de tarta de galletas documentadas en Europa datan de mediados del siglo XVII, aunque, según los historiadores, el uso de este ingrediente para repostería podría remontarse hasta la Edad Media.

Este tipo de tartas son realmente rápidas y fáciles de hacer. Muchas de ellas, como la tarta de galletas en flor, ni siquiera necesitan hornearse, así que son una opción excelente para disfrutar el dulce sin complicarte incluso cuando necesites ideas de postres para cumpleaños u ocasiones especiales. ¡Solo hace falta un poco de tiempo y paciencia para lograr una tarta de ensueño!

La leche condensada, con su sabor dulce y cremoso, aporta un toque irresistible a la tarta, mientras que el queso mascarpone suaviza el conjunto con su delicado sabor y su textura cremosa. El toque cítrico del limón, por su parte, aporta un sabor fresco y equilibra la dulzura del conjunto.

Si te ha gustado esta tarta de galletas, en Nestlé Cocina encontrarás otros muchos postres con leche condensada perfectos para darte un capricho a la hora del café o la merienda. Por ejemplo, ahora que llega el verano, ¿qué te parece un ligero y refrescante pastel de leche condensada y queso al limón? En este vídeo también encontrarás cómo elaborar una tarta de limón con leche condensada irresistible para seguir disfrutando de ese sabor único de la repostería casera de toda la vida. ¡Míralo aquí mismo!