Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Tarta de chocolate

Tarta  de chocolate
Receta de Nestlé Postres
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

138

votos
Fácil 10-12
personas
10 min.
de preparación
25 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

Cuando se trata de elegir postres, la tarta de chocolate figura, sin duda, entre los favoritos de cualquier amante del dulce. Esta tarta es una de las recetas que mejor nos permite apreciar el irresistible sabor y aroma del cacao, una de las grandes aportaciones que el continente americano ha regalado a la gastronomía internacional.

Con esta receta, te invitamos a preparar una deliciosa tarta de chocolate, que nada tiene que envidiar a algunas de las tartas más famosas del mundo en las que este ingrediente es el protagonista, como la tarta Sacher austriaca, la tarta Selva Negra alemana o el tiramisú italiano.

Para disfrutar de este delicioso postre casero, solo necesitas cuatro ingredientes: masa brisa para la base y mantequilla, nata y chocolate de repostería para el relleno. Como podrás comprobar en la receta que te ofrecemos a continuación, su preparación es muy sencilla. Solo necesitas seguir los pasos que te indicamos y hornear durante una media hora para tener lista una tarta de chocolate absolutamente espectacular.

¿No has trabajado nunca con masa brisa? ¿Eres principiante en la cocina y aún no te has atrevido con las recetas al horno? Más abajo, te contamos algunos trucos para que esta tarta de chocolate te quede siempre para chuparse los dedos.

Después de leer esta receta, ¡seguro que no puedes esperar para hincarle el diente! Esta tarta de chocolate hará las delicias de los más golosos, irresistible por su textura suave y cremosa, con el punto exacto de dulzor. No obstante, antes de ponerte el delantal y comenzar a prepararla, existen algunos conceptos básicos que te será muy útil conocer, especialmente si estás dando tus primeros pasos en el fascinante mundo de los postres caseros.

Para esta tarta de chocolate, nos hemos decantado por una masa tradicional en repostería: la masa brisa, también conocida como masa quebrada. Al igual que el hojaldre, esta masa se elabora básicamente con harina y mantequilla y representa una de las masas más empleadas para la elaboración de tartas y pasteles.

Mientras que el hojaldre clásico se prepara usando la misma proporción de harina y grasa, en la masa brisa se utiliza una cantidad de mantequilla equivalente a la mitad de la harina. Como resultado, la masa quebrada resulta una opción más ligera, fabulosa tanto para recetas dulces como esta tarta de chocolate como para tartas saladas, como las quichés.

Gracias a esta mezcla, durante el horneado la masa brisa adquiere su característica textura quebrada. De hecho, el nombre de esta masa es una derivación del término francés “brisée”, que significa roto o quebrado. Si eres un cocinero experimentado y te apetece enfrentarte a un reto, puedes preparar la masa brisa tu mismo, aunque lograr una textura perfecta requiere práctica y habilidad. Sin embargo, si eres principiante o, simplemente, no dispones de mucho tiempo para invertir en la cocina, puedes preparar esta increíble tarta de chocolate usando masa brisa refrigerada, muy práctica para este tipo de recetas.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando trabajemos con masa brisa? Para comenzar, recuerda sacar la masa de la nevera unos 20 minutos antes de ponerte manos a la obra, para que alcance poco a poco la temperatura ambiente. También es importante precalentar el horno, para que la base de nuestra tarta de chocolate resulte consistente, pero no pierda humedad en exceso. En este caso, los expertos no recomiendan el uso del ventilador, para ayudar a que la masa preserve su frescura y no se seque demasiado.

Una vez que el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, someteremos a la base de masa brisa a su primer horneado. Este tipo de masa no se hincha tanto como el hojaldre, pero si queremos utilizarla como base para tartas, es aconsejable pinchar la masa con un tenedor antes de proceder a su cocción. De esta forma, ayudaremos a liberar el vapor de agua generado durante el horneado y lograremos una base fina, firme pero delicada, perfecta para esta tarta de chocolate. ¡No te quedes sin probarla!