Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Volovanes
Receta de Buitoni
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

1

votos
Fácil 10
personas
20 min.
de preparación
14 min.
de cocción
Vegetariano Sin lactosa

Qué me aporta esta receta...

Si te apetece disfrutar de un buen aperitivo para abrir boca, ¿qué te parece poner en tu mesa un bocado inventado para los selectos paladares de la realeza? Los volovanes son una original y deliciosa creación culinaria, concebida para los grandes festines de las cortes europeas y los palacios aristocráticos. Siglos más tarde, estas pequeñas delicatessen de hojaldre son un lujo al alcance de todos, que cualquiera puede preparar en casa. ¡Sigue leyendo y te contamos cómo hacerlo, con una receta que nunca falla!

Los volovanes son cestos cilíndricos de hojaldre, que admiten tanto rellenos salados como dulces. Su pequeño tamaño, que permite saborearlos en un único bocado, lo convierte en una elección perfecta como entrante para abrir boca antes de pasar al plato principal, por lo que suelen ser típicos en grandes celebraciones como las bodas o los banquetes navideños.

Elaborar estos volovanes no supone una tarea complicada, aunque sí requiere un poco de paciencia para trabajar la masa de la forma adecuada para que adquiera su característica forma de cesto durante el horneado. Después, solo tienes que dejar volar tu imaginación para rellenarlos con los ingredientes más te gusten y convertirlos en un plato absolutamente irresistible, que nadie querrá quedarse sin probar. A continuación, te enseñamos cómo conseguirlo, ¡paso por paso!

¿Eres de los que disfrutan trabajando con sus propias manos? Entonces, ¡esta receta es perfecta para ti! Como has podido comprobar, la preparación de los volovanes es realmente fácil, ¡casi como un juego de niños! Además de ser un bocado exquisito, cortar la masa y montar las capas para darles la forma correcta resulta un proceso de lo más entretenido así que, si te gusta cocinar, ¡seguro que te lo pasas en grande preparándolos!

Antes te hemos contado que los volovanes eran un aperitivo clásico en los banquetes palaciegos pero, ¿quién fue el creador de esta original receta? La mayoría de los historiadores atribuyen al chef francés Marie-Antoine Carême, considerado uno de los padres de la alta cocina gala, la idea de rellenar estos pequeños pastelitos de hojaldre. Según la tradición popular, el nombre del volován procede del comentario de uno de los ayudantes de cocina de Carême que, impresionado al ver como subían los volovanes en el horno, comentó al chef “Antoine, ¡elle vole au vent!”, que significa literalmente “'¡sale volando!”.

Sin embargo, muchas evidencias apuntan a que en realidad Carême no fue el inventor de los volovanes, sino que perfeccionó recetas ya existentes. Una de las más antiguas de las que se tiene constancia son los “bouchèes à la reine” o “bocados de la reina”, ideados para deleite de María Leszczynska, princesa polaca y esposa del monarca francés Luis XV. En el “Diccionario de los alimentos, vinos y licores” publicado por Henri-Simon-Pierre en París en 1750 también se hace referencia al “gâteau Vol-au-vent” y se incluyen recetas como los “puits d'amour” o “pozos de amor”, volovanes rellenos de jalea o mermelada, popularizados por el cocinero galo Vincent La Chapelle.

Fuera cual fuera su creador original, los volovanes resultan una receta increíblemente versátil, que nos permite presentar de una forma impecable rellenos de lo más diverso, ya que el hojaldre combina a la perfección tanto con ingredientes salados como dulces.

¿Cuál es el secreto para lograr unos volovanes perfectos? Para prepararlos en casa, solo necesitas unos cortadores de masa circulares para conseguir discos de hojaldre del mismo tamaño. Estos accesorios son muy prácticos si te gusta la repostería pero, si no cuentas con ellos, puedes recurrir a algunos de los trucos de nuestras abuelas, usando un vaso o una taza para cortar la masa.

Estos discos servirán como base al volován. Después, utilizaremos un molde o un vaso de menor tamaño para realizar un nuevo corte en el interior y convertir el resto de discos en anillos, superponiendo varias capas sobre la base para dar forma a los volovanes ¡y listos para hornear!