Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Bizcocho superfácil en 5 minutos

Bizcocho superfácil en 5 minutos
Receta de La Lechera
Postres en 5 minutos Pruébalo sin lactosa
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

393

votos
Fácil 8-10
personas
5 min.
de preparación
45 min.
de cocción
Pruébalo sin lactosa

Qué me aporta esta receta...

Suave, esponjoso y con un sabor increíble, este bizcocho puede presumir de tener todas las cualidades que se le puede pedir a un buen postre casero. ¿Te animas a comprobarlo de primera mano preparando esta receta?

La repostería es una de las categorías culinarias más complejas, en la que se precisa una exactitud extrema para usar cada ingrediente en su proporción exacta y saber controlar los tiempos de cocción para lograr un buen resultado final. Con este bizcocho casero, sin embargo, en Nestlé Cocina te lo ponemos realmente fácil. Para prepararlo, ni siquiera necesitarás usar una balanza ya que la lata de leche condensada nos servirá como medida. Y además, ¡su elaboración solo te llevará cinco minutos!

En cuanto a sus ingredientes, para preparar este bizcocho usaremos huevos, harina, levadura, aceite y ralladura de limón para aromatizar, al estilo tradicional, además de leche condensada, para lograr una textura más suave y con un toque cremoso. Solo tienes que mezclarlos bien y hornear la masa durante unos 45 minutos para que el bizcocho suba y su textura se vuelva suave y esponjosa.

Si te gustan este tipo de dulces tradicionales, más abajo te contamos algunos trucos para lograr un bizcocho perfecto. ¡Anímate y date un capricho!

El aroma de un bizcocho cocinándose en el horno resulta un olor de lo más evocador, que nos recuerda a la felicidad y la alegría de la infancia. Con esta receta, en Nestlé Cocina te invitamos a recuperar estas gratas sensaciones y disfrutar de un postre rico y saludable, ¡tan rápido de hacer que te costará difícil de creer hasta que lo pruebes!

¿Quieres algunos consejos para aprender a preparar este bizcocho como un auténtico maestro pastelero? Para empezar, como siempre que trabajamos en repostería, respeta a rajatabla las proporciones e instrucciones de cada receta. Una pequeña diferencia en la medida de los ingredientes puede llegar a arruinar el resultado final así que, especialmente si eres principiante, olvídate de improvisar y sigue paso a paso la receta. Una vez que la domines, ¡siempre tendrás tiempo para experimentar!

También es recomendable que todos los ingredientes se encuentren a temperatura ambiente, siempre y cuando la receta no indique lo contrario. Si sacas los huevos de la nevera con un poco de antelación, comprobarás que se mezclan mucho más fácilmente con el resto de ingredientes.

Para dar un toque extra de sabor, el limón es uno de los aromatizantes clásicos de la repostería tradicional, ideal para la elaboración de infinidad de recetas, desde bizcochos como éste a tartas y pasteles, magdalenas, galletas, muffins... Otro truco fantástico para realzar su sabor es añadir una pizca de sal a la masa.

Si te gusta variar, también puedes preparar este bizcocho usando ralladura de naranja en vez de limón, esencia de vainilla o un chorrito de licor. El cointreau o el curaçao, destilados a partir de cáscaras de naranjas, el anís,o el ron por ejemplo, funcionarán a la perfección con esta receta.

¿Quieres convertir a este bizcocho en un postre espectacular? Si quieres lucirte con la presentación, solo necesitas fundir un poco de chocolate de repostería para añadirle una deliciosa cobertura brillante. Dentro de la gama Nestlé Postres puedes elegir entre chocolate negro, blanco, con leche, praliné... ¡Solo tienes que escoger tu favorita y a disfrutar!

Como toque final, también puedes decorar tu bizcocho con almendras, nueces o avellanas trituradas, creando un exquisito contraste entre su textura suave y esponjosa y el toque crujiente de los frutos secos. Las frutas del bosque, como las frambuesas, las grosellas, las moras o los arándanos, también constituyen otra opción excelente para acompañar estos postres.

Y si quieres contentar a los paladares más golosos, ¿qué te parece acompañar este bizcocho con un poco de nata montada o una bola de helado? ¡Para chuparse los dedos!