Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Brownie de chocolate negro

Brownie de chocolate negro
Receta de Nestlé Postres
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

364

votos
Fácil 16
personas
10 min.
de preparación
30 min.
de cocción

Qué me aporta esta receta...

Cuando queremos darnos un capricho y rendirnos al placer del dulce, el chocolate figura, sin duda, entre las opciones preferidas de la mayoría. ¿Y qué mejor forma de disfrutarlo que con un postre tan espectacular como el brownie? A continuación, te explicamos cómo preparar esta receta estrella de la repostería americana, apostando por la intensidad del chocolate negro.

Creado por un ama de casa americana que olvidó añadir levadura a la masa del bizcocho o por el chef del Palmer House Hotel de Chicago como postre para llevar, dependiendo de la versión de la historia a la que atendamos, lo cierto es que el brownie tuvo un éxito increíble en Estados Unidos y no tardó mucho en extenderse más allá de las fronteras norteamericanas, conquistando los paladares de los golosos de todo el mundo.

A diferencia de otros bizcochos de chocolate, el brownie no incluye levadura entre sus ingredientes, lo que le brinda una textura más densa y jugosa, ¡absolutamente irresistible! En esta receta, además, te proponemos preparar un brownie de chocolate negro, para disfrutar de toda la intensidad del cacao. Si solo con pensarlo ya se te está haciendo la boca agua, ¿a qué esperas para ponerte el delantal y poner en práctica esta receta?

¿Quieres descubrir los consejos de nuestros reposteros expertos para conseguir un brownie perfecto? ¿Los postres al horno te parecen un desafío demasiado difícil para ti? ¡Sigue leyendo y te contamos todo lo que tienes que tener en cuenta para que este brownie de chocolate negro te quede para chuparse los dedos!

Como en cualquier otra receta, una de las claves para asegurarte el éxito es la calidad de los ingredientes. En el caso de este brownie, el chocolate es el gran protagonista así que lo ideal es utilizar un chocolate especial para repostería, como la gama Nestlé Postres, con un mayor contenido en manteca de cacao que las barras de chocolate convencionales. Este tipo de chocolates para postres son fantásticos tanto para elaborar bizcochos o galletas como para relleno de pasteles o cobertura de tartas.

En esta receta, te proponemos un brownie que hará las delicias de los amantes del cacao más puro, utilizando chocolate negro. No obstante, si te apetece variar, dentro de la gama de chocolates de repostería de Nestlé también podrás encontrar otras variedades totalmente aptas para recetas como esta, como el chocolate blanco, el chocolate con leche o el praliné así que, ¡tú eliges!

En cuanto a su elaboración, si bien el brownie es una receta relativamente sencilla, existen algunas recomendaciones que siempre deberías considerar si quieres conseguir un resultado inmejorable. El chocolate es un ingrediente delicioso para todo tipo de postres, pero también resulta delicado de trabajar y se quema fácilmente, por lo que siempre que lo utilicemos en cocina es fundamental controlar bien los tiempos.

Para fundir una tableta de chocolate de 250 gramos en el microondas, por ejemplo, será suficiente con dos minutos y medio a una potencia de 500 vatios. Después de ese tiempo, comprueba si el chocolate está fundido y si aún no se ha derretido lo suficiente, puedes volverlo a calentarlo unos segundos, hasta que adquiera la textura deseada. Recuerda que en la cocina la paciencia es indispensable así que, cuando trabajes con chocolate, ¡mejor ir poco a poco que pasarse y acabar provocando un desastre irremediable!

Si lo prefieres, también puedes fundir el chocolate a la manera tradicional, utilizando el baño María. Esta técnica te será muy útil para preparar postres de chocolate como este brownie, ya que permite calentarlo de forma indirecta y gradual aprovechando el calor del agua.

El tiempo de cocción también es clave para que nuestro brownie adquiera su textura característica, tierna y jugosa en el interior pero crujiente por fuera. Recuerda precalentar el horno antes, para que alcance la temperatura perfecta. Después, solo tienes que dejar que se cocine durante unos 40 minutos para disfrutar de este bocado irresistible. ¡Te aseguramos que la espera merece la pena!