Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Brownies

Brownies

Crujiente por fuera, jugoso por dentro y con ese irresistible sabor a chocolate, ¡pocos son capaces de decirle que no a un brownie! Este postre típico estaudonidense ha conquistado hoy los restaurantes, pastelerías y cocinas de todo el mundo y lo cierto es que no le faltan cualidades para ello. El brownie clásico está elaborado con chocolate y nueces pero, tal y como te invitamos a descubrir a continuación, existen otras muchas de formas de prepararlo, ¡todas ellas deliciosas!

¿Sabías que este postre de chocolate sublime fue fruto de la casualidad? Existen diferentes versiones sobre su origen, aunque todas ellas coinciden en apuntar en que se trató de una receta improvisada o fruto del accidente. Según el Larousse Gastronomique, la primera receta del brownie fue obra de Fannie Merrit Farmer y apareció publicada en el libro The Boston Cooking School Book en 1896. Este primer brownie, conocido también como brownie de Boston, no incluía el chocolate entre sus ingredientes, sino jarabe de melaza.

Para otros historiadores, el brownie nació en el Palmer House Hotel de Chicago, en 1893, coincidiendo con la celebración en la ciudad de la Exposición Colombina, donde se presentaron las primeras barras de chocolate elaboradas en Estados Unidos. La aristócrata Bertha Potter Palmer pidió al cocinero que preparara un postre que pudiera llevar en una fiambrera, para comer mientras visitaba esta exposición y éste la sorprendió con esta idea genial.

Otras versiones consideran que el brownie fue el resultado del despiste, cuando un cocinero olvidó añadir levadura al bizcocho de chocolate que estaba preparando. Sea como fuere, si hay algo de lo que podemos estar seguros es de que con esta receta, los norteamericanos realizaron una contribución magnífica a la historia de la repostería.

Respecto a su receta y presentación, las versiones más tradicionales del brownie suelen incluir, además del chocolate, nueces, trocitos de caramelo crujiente conocido como “butterscotch” o mantequilla de cacahuete y se sirve acompañado de una bola de helado o nata montada, con un fudge de chocolate caliente.

En esta selección de recetas, te invitamos a darle a este postre un aire diferente, con propuestas como el brownie de chocolate blanco o el brownie de calabaza, que encantará a los vegetarianos, o fusionarlo con otros dulces estadounidenses clásicos, como el cheesecake o los marshmallows. También encontrarás recetas express, con brownies elaborados a la sartén o en el microondas, o con formatos sorprendentes, como brownie en forma de pizza o galletas. ¡Propuestas exquisitas, para endulzar cualquier momento del día!

30 RECETAS