Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Puré de patatas con esparragos verdes
Volver

Los secretos del puré de patatas Maggi: una guarnición deliciosa

04/12/2018

Hacer un puré de patatas casero es relativamente fácil, pero para que quede bien, sin grumos, requiere un tiempo que en muchas ocasiones no tenemos. El puré Maggi es la solución a nuestros problemas culinarios diarios provocados por las prisas y la falta de tiempo.

El puré de patatas es una de las guarniciones más habituales y versátiles en la cocina. Sirve tanto para acompañar carnes como pescados o como entrante. ¿Cuántas veces os ha sacado de un apuro al llegar tarde a casa y no tener nada preparado? Y si te dijésemos que con un sobre de puré de patatas Maggi puedes hacer platos completos y familiares como pasteles de carne, gratenes, o incluso croquetas. ¡La guarnición se convierte en primer plato!

El puré de patatas de sobre se puso a la venta por primera vez en el año 1962, dos años después de que el científico holandés Edward Asselbergs lo inventara en el transcurso de unas investigaciones para alargar la vida de algunos alimentos.

El puré de patatas instantáneo, tan rápido y simple en su preparación, en realidad se consigue siguiendo un proceso complejo. Primero hay que hervir las patatas a 70ºC y luego enfriarlas a 20ºC. Con este proceso se rompe la estructura de la patata. Finalmente, se vuelve a calentar a 150ºC y se tritura la masa resultante en polvo para ser envasada, lista para reconstituir en tu casa.

El puré de patatas instantáneo se ha convertido en la solución ideal para disfrutar de un puré de patatas bien elaborado cuando no disponemos de mucho tiempo para cocinar.

RECONSTITUIR EL PURÉ

De un sobre de puré de patatas Maggi salen cuatro raciones generosas, y el procedimiento para elaborarlo es más que fácil. Se trata de calentar, mezclar y remover, así de simple.

El primer paso es calentar agua y leche con una pizca de sal. Podéis optar por usar solo leche, aunque debéis tener en cuenta que el resultado será más cremoso pero un poco más contundente. También se puede sustituir la leche por nata líquida, para que quede un puré mucho más cremoso, aunque también resulta más calórico.

Antes de que el agua y la leche rompan a hervir, hay que apartar el cazo del fuego y verter en él el contenido del sobre, hundiendo los copos de puré hacia el fondo del líquido, removiendo enérgicamente para que sean absorbidos.

Si queréis darle un toque personal, podéis agregar al puré algunos ingredientes como hierbas aromáticas, queso rallado, huevo o tomate frito, entre otros. Cualquier ingrediente es bueno para enriquecer y personalizar vuestro puré de patatas instantáneo.

Las recetas en las que se puede usar puré de patatas son muchas y muy variadas. Como guarnición redondea un buen bacalao al pil pil o un pavo asado, por ejemplo. Pero es una preparación tan versátil que podemos usarlo para todo tipo de platos completos como pasteles de carne, souflés, cremas, gratenes e incluso croquetas.

PASTELES GRATINADOS

El puré de patatas es básico para la preparación de los clásicos pasteles de gratinados, tanto de carne como de pescado. Entre las dos capas de puré de patatas podemos poner rellenos con todo tipo de ingredientes como atún y tomate, carne y verduras o cebolla, beicon, piñones y queso.

SORPRENDE CON PURÉ

El puré de patatas Maggi también se puede incorporar a un buen número de recetas que seguro que no imaginas. Son una base para unas sorprendentes croquetas de jamón york y queso. También dan jugosidad a una tartiflette de beicon y queso.

Seguro que nunca te hubieras imaginado que se podía preparar un salmorejo con puré de patatas o que se podría usar puré para una versión diferente de la tortilla española. Pues es más, el puré también es imprescindible en este tartar de patatas con salmón, el pastel de patatas con judías, anchoas y aguacate o, ¡atención!, en las galletas de roquefort y nueces. El puré de patatas no tiene límites.

PURÉS NAVIDEÑOS

Las ideas fáciles, vistosas, originales y rápidas son una salvación cuando llega Navidad. Y en eso, el puré de patatas instantáneo también nos puede ayudar. Apuntamos solo algunas ideas de las que puedes encontrar en nuestra web como los canapés de patata, el timbal de patatas con jamón y setas, la lubina con puré y cebolla caramelizada, las deliciosas vieiras con puré de trufa y el pato confitado con puré de patatas.

PURÉ A LAS HIERBAS

Darle un toque aromático al puré Maggi es tan fácil como añadir a nuestro puré instantáneo cebolla tierna, un poco de perejil, cebollino y menta fresca, todo bien picado, y sazonarlo con pimienta y aceite de oliva. ¡Cremoso y fresco!

PURÉ CON ESPÁRRAGOS A LA VINAGRETA

Podéis preparar una versión fresca de puré de patatas si batís aceite de oliva con vinagre, unas puntas de espárrago en conserva bien escurridas y cebolla tierna y perejil picados y lo mezcláis con un puré bastante espeso. Es una opción ideal de guarnición para cuando hace calor.

VERSIÓN OFICINA

Maggi también ofrece boles de raciones individuales de puré de patatas instantáneo. Son unos vasitos de plástico a los que solo hay que añadir agua hirviendo y mezclar, estando listo para comer en cinco minutos. Son idóneos para llevártelos a la oficina ya que se pueden degustar en el mismo envase ¡con un cubierto es suficiente y no has de lavar platos!

Además, este puré de patatas Maggi en bol individual también se puede personalizar como el tradicional y no caer en la monotonía. También en la oficina, comer bien, rápido y fácil es posible.