Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Croquetas de calabaza

Croquetas de calabaza
Receta de Maggi
Haz clic sobre las estrellas y puntúa esta receta Mejor en otro momento

25

votos
Media 8
personas
30 min.
de preparación
20 min.
de cocción
Vegetariano

Qué me aporta esta receta...

Las croquetas son una de las propuestas estrella de la cocina tradicional, con infinidad de variantes entre las que escoger. Con estas croquetas de calabaza, te invitamos a ir un paso más allá de las clásicas croquetas de jamón o de cocido y descubrir una receta sabrosa y además, ¡con todas las propiedades saludables de esta extraordinaria hortaliza!

Perteneciente a la familia de las Cucurbitáceas, la calabaza destaca por su alto contenido en agua y es baja en hidratos de carbono, por lo que su aporte calórico es mínimo. También es rica en betacarotenos, vitamina C y fibra, por lo que tiene propiedades saciantes y contribuye a regular el tránsito intestinal.

Para preparar estas croquetas de calabaza, usaremos como base un puré a base de esta hortaliza, patatas y quinoa, considerada uno de los superalimentos de moda por su alto contenido en proteínas e hidratos de carbono de liberación lenta.

Si estás pensando en ponerte a dieta o quieres moderar tu ingesta de grasas con recetas saludables, estas croquetas de calabaza te demostrarán que cuidar de tu nutrición también puede ser todo un placer para tu paladar. Y si tienes niños en casa y se resisten a comer verduras, ¡seguro que ni siquiera los más reticentes serán capaces de decir que no a unas croquetas de calabaza como estas!

¿Sabías que las croquetas son una receta de origen español? Estas croquetas de calabaza son una alternativa sencilla y extraordinariamente versátil a las croquetas tradicionales, elaboradas con salsa bechamel.

Las croquetas con base de calabaza, como las que te invitamos a probar en esta receta, son una receta típica en la gastronomía de países como Italia o Alemania. Aunque cada región cuenta con sus propias variantes, la elaboración de las croquetas de calabaza siempre comienza por la preparación de un puré de calabaza, que servirá como base para integrar el resto de ingredientes.

Estas croquetas de calabaza encantarán a los amantes de la cocina vegetariana, pero, si quieres variar, esta receta puede adaptarse para incluir otros muchos ingredientes: carne picada, embutidos como el jamón, la panceta o el chorizo, pescados y mariscos, setas de temporada...

La rapidez de preparación es otro de los motivos que convertirán a estas croquetas de calabaza en una de tus recetas favoritas. Por supuesto, puedes preparar tu puré de calabaza al estilo tradicional pero, en esta ocasión, nos hemos decantado por el puré de calabaza en copos. Este puré deshidratado se elabora con calabaza, patata y quinoa, por lo que representa una alternativa nutricional de lo más completa.

Para darles un toque sofisticado a estas croquetas de calabaza, añadiremos unos piñones dorados. Estas semillas procedentes de los pinos constituyen un verdadero tesoro gastronómico por su aroma intenso y su sabor dulce, que recuerda al de las almendras. Según la Federación Española de Nutrición (FEN), los piñones son un alimento rico en ácidos grasos saludables, vitamina E, tiamina y niacina y minerales como el hierro, el zinc, el potasio, el fósforo y el magnesio. ¡Y todo, en unos pocos gramos!

Combinando todos estos alimentos, obtendremos unas croquetas de calabaza de sabor suave y una textura muy agradable al paladar, por lo que resultan una receta fantástica para los niños. ¿Por qué no te animas a prepararlas y pides ayuda a los más pequeños de la casa? De esta forma, cocinar puede convertirse en una divertida clase práctica para compartir en familia. Y una vez que las prueben, ¡seguro que el resultado les hará sentirse realmente orgullosos!

¿Quieres ideas para darle a esta receta un toque diferente? Añadiendo un poco de queso rallado, conseguirás unas croquetas de calabaza con una textura más cremosa y con un punto extra de intensidad, dependiendo de la variedad utilizada. Las hierbas aromáticas como el romero o el perejil y especias como la nuez moscada también van muy bien para aderezar estas croquetas. Y si te gusta la cocina oriental, ¡prueba con un toque de curry! ¡Deliciosas!